La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Coslada ha obtenido hoy el fruto de tres años de insistentes requerimientos y movilizaciones. Esta mañana, apenas una semana después de la última manifestación protagonizada por las vecinos y vecinos, han comenzado las obras de reapertura de la conexión del municipio con la M-45, clausurada en el año 2007 por las obras de urbanización de Los Cañaverales.

“El Gobierno regional lleva tres años dándonos la espalda -denuncia el portavoz de la Coordinadora vecinal, Tomás Arcos-. Han sido -recuerda- tres años de movilizaciones, manifestaciones, cartas, reuniones… Tres años en los que los vecinos hemos tenido que recorrer miles de kilómetros de más para salir a la carretera que nos comunica con la capital”.

Antes de que el pasado miércoles, cuatro días después de la última movilización ciudadana, el Ejecutivo autonómico aprobara con carácter de urgencia la reposición del acceso, en el kilómetro 25, de la M-45, la coordinadora había convocado una caravana de protesta programada para el domingo 13 de febrero.

A pesar del inicio de las obras, mantendrán la movilización. “Montaremos la caravana de coches -subraya Arcos- para celebrar el inicio de las obras y para advertir al Gobierno regional que no bajaremos la guardia hasta que el acceso a la M-45 esté completamente restablecido”.

La caravana partirá el domingo a las 11h del parking del recinto ferial de Coslada y recorrerá las calles del casco urbano.