Por fin, tal y como la FRAVM lleva años reclamando, un Gobierno municipal ha puesto en marcha medidas de urgencia ante un contexto de alerta por exceso de contaminación atmosférica en la capital. Recordemos que el ejecutivo de Manuela Carmena no ha hecho otra cosa que aplicar un protocolo que la anterior corporación, presidida por Ana Botella, aprobó el pasado mes de marzo pero nunca llegó a ejecutar.

Por vez primera se ha pasado de las palabras a los hechos, y esto es algo que hay que poner en valor. Pero aún así, dada la magnitud del problema, las medidas aplicadas son claramente insuficientes, por lo que la FRAVM espera que el nuevo protocolo que prepara el actual Ayuntamiento incorpore medidas más restrictivas y vaya acompañado de un plan ambicioso de reducción del uso del vehículo a motor de carácter privado. En este marco, recordamos la demanda de las asociaciones vecinales del centro de la capital de extender las Áreas de Prioridad Residencial a todos sus barrios.

Son precisamente estas asociaciones las que mejor han acogido las restricciones decretadas por el Ayuntamiento. No en vano, sus vecindarios son unos de los más afectados por la polución derivada del tráfico rodado. “Las medidas que ha tomado el Ayuntamiento hoy son insuficientes, y lo serán en la medida en que empeore la situación por el previsible anticiclón, por tanto animamos al Ayuntamiento a que implemente las restantes medidas previstas en el protocolo anticontaminación antes de que se registren datos más negativos”, indican en un comunicado que han hecho público esta mañana. En ello va la propia salud de los ciudadanos. Según datos de la OMS, en Madrid se producen 2.000 muertes al año relacionadas con la contaminación del aire.

Además de un protocolo más restrictivo, la FRAVM demanda una mayor anticipación y previsión a las autoridades, con objeto de que se pongan en marcha medidas de calado antes de tener que combatir situaciones de contaminación límite. Por ende, solicitamos al Ayuntamiento que mejore su sistema de avisos a la ciudadanía, anunciando con más tiempo sus restricciones y recomendaciones.

Finalmente, la FRAVM anima a los ciudadanos a usar de manera prioritaria en estos días el transporte público y al Consistorio de la capital y a la Comunidad de Madrid a alcanzar acuerdos para que empujen en la misma dirección.