En apenas dos años y medio, la factura de la luz se ha incrementado un 31%, muy por encima del IPC y de la actualización de los salarios. Frente a “este abuso”, la Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos (CEAV) y la FRAVM exigen al Gobierno central que garantice la aplicación de criterios de progresividad en el establecimiento de la tarifa eléctrica para poner fin a una situación “injusta para las familias, que consumen el 48% de la electricidad pero pagan el 75% del total facturado”.

A juicio de las entidades vecinales, el Gobierno no defiende los derechos de los pequeños consumidores ante las empresas energéticas, que han optado por repercutir a las familias el denominado déficit tarifario. Éstas, agrupadas en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA), han hecho hasta el momento, caso omiso a la solicitud de reunión que el movimiento vecinal hizo a la asociación el pasado 28 de enero.

Por todo ello, la FRAVM y CEAV invitan a la ciudadanía a sumarse al ‘apagón general’ convocado para el próximo 15 de febrero, fecha en que se celebra el Día del Consumidor.

La confederación recuerda que la tarifa de último recurso (TUR) -nombre que desde el 1 de Julio de 2009 recibe la tarifa que sustituyó a las tarifas integrales, las oficiales que fija el Ministerio- ‘está en manos de cinco grandes empresas del sector que controlan el mercado a través de un oligopolio’, una situación ‘contraria a lo que debe ser una justa liberalización’.

La referida tarifa es ‘el saco donde van a parar todos los fracasos del sistema, los abusos y los gastos de la competencia comercial entre las cinco grandes empresas. Los grandes consumidores, incluidas las administraciones, han empezado no a ahorrar consumo, sino a ahorrar facturas, repercutiendo a las familias el coste de la electricidad’.

La carga del déficit, sumada al previsible aumento de los costes del petróleo, se traducirán en nuevas subidas hasta el año 2013, fecha de vencimiento del pago de los 20.400 millones de euros adeudados.

CEAV suma a estas presiones del mercado ‘la negativa a que las compañías distribuidoras de menor volumen puedan intervenir en el TUR’, lo que impide, a su juicio, ‘que los pequeños consumidores se puedan unir para promover un verdadero ahorro de consumos y de precios’.

Por todo ello, anima a todas las personas, organizaciones, empresas… que se sumen a la protesta a remitir un correo a comunicacionceav@gmail.com notificando su adhesión a la acción ‘para trasladarlo a la dirección general de Política Energética y remitirles, posteriormente, un informe con el resultado obtenido’.