El Área de Rehabilitación Integrada de San Cristóbal de los Ángeles ha merecido este año el premio de la Asociación de Promotores Públicos de Vivienda y Suelo a la mejor revitalización urbana. El jurado que todos los años otorga este galardón se ha decantado por la rehabilitación de este barrio frente a otros once proyectos llevados a cabo en ciudades como Barcelona, Granada, Badalona o Sevilla por “la implicación de tres Administraciones” , por la “importante participación vecinal y ciudadana” y por “la pluralidad en la intervención, con especial énfasis a la sostenibilidad medioambiental y la complejidad en el proceso de rehabilitación y reestructuración de los edificios, que en algunos casos ha conllevado el realojo de los vecinos”, entre otros de los factores.

San Cristóbal de los Ángeles fue declarada Área de Rehabilitación Integrada (ARI) en 1999 con el objeto de mejorar las condiciones de habitabilidad de las 5.862 viviendas que lo componen. Se firmó entonces un convenio entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid y más tarde con el Ministerio de Fomento, con el fin de poner fin a las deficiencias de este barrio de 42 hectáreas de extensión levantado en los años cincuenta muchas de cuyas viviendas presentaban estructuras muy livianas en relación con su altura, estaban construidas con materiales de baja calidad, presentaban grietas en las fachadas y humedades y falta de aislamiento y ascensor.

Con esta operación de revitalización urbana, de la que ya se han concluido dos de las tres fases, los vecinos han ganando en calidad de vida ya que están viendo renovadas sus calles con nueva pavimentación, nuevo alumbrado y mobiliario urbano, así como nuevas áreas verdes, nuevo arbolado y zonas de juegos infantiles.

La tercera y última fase, la correspondiente a la de urbanización e infraestructuras, comenzó en febrero de 2007 y abordará la renovación parcial de la red de alcantarillado, la de agua, energía eléctrica, gas, telefonía y comunicaciones.