El próximo domingo 14 de julio y por trigésima segundo año consecutivo, Vallecas volverá a convertirse en un puerto de mar durante la celebración de la batalla naval, en el marco de las fiestas de La Karmela.

La batalla, cuya fama ha trascendido las fronteras de la Comunidad de Madrid, nació hace más de tres décadas con una vocación reivindicativa que sigue conservando. Desde entonces, todos los años la/os vallecana/os se han “mojado” por algo. Este año, lo harán bajo el lema “Mójate y que se joda la troika”, desde el convencimiento de que otro mundo es posible, pero solo si se construye un modelo económico distinto al que impone la troika formada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea.

La Cofradía Marinera de Vallekas, constituida hace 13 años con el objetivo de promover esta fiesta, proclama en una nota de prensa el mensaje de que “no queremos más austeridad y recortes, no queremos que nos privaticen los centros de especialidades del distrito, no queremos que la escuela pública se degrade con prevaricación y alevosía, no queremos pagar esta deuda, no escucharemos las imposiciones de la troika. ¡No al austericidio!, ¡No a más recortes!, ¡No a más ajustes! ¡No a más sacrificios!

Más allá del carácter festivo y reivindicativo, las fiestas de La Karmela en las que se enmarca la batalla naval y que promueven la AV Alto del Arenal y el Ateneo Republicano de Vallekas promueven la participación masiva de vecinas y vecinos (en las últimas ediciones se dieron cita en torno a 10.000 personas) y la convivencia intercultural e intergeneracional. Participar en la batalla naval implica , en palabras de sus promotores, “un baño indiscriminado que no entiende de género, edad o procedencia y en el día de la fiesta se puede constatar que el júbilo y la felicidad de los participantes convierte las calles mojadas en un puerto de mar abierto a todo el mundo”.

Este año, la cofradía ha otorgado la presidencia de honor a Javier Baeza, ligado a la parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías desde 2004. Desde entonces hadestacado por su labor de denuncia y apoyo a los colectivos más desfavorecios. A Baeza le precedieron los músicos José Luis Jiménez y Lele Laina; el director de Tele K, Paco Pérez; los políticos Inés Sabanés o Juan Barranco; el actor Juan Margallo; el director Juan Vicente Córdoba, el pintor Pedro Sánchez, el escultor MiguelAngel Gete o los músicos Ismael Serrano, Luis Farnox y Luis Pastor.