El presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, Nacho Murgui y la delegada de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, Lola Navarro, firmaron esta mañana el convenio de Planes de Barrio correspondiente al año en curso.

Los planes tienen asignado un presupuesto de 221.760 euros con los que se financiarán los 59 proyectos que desarrollarán 25 asociaciones vecinales en los 14 planes de barrio vigentes (cinco cuya vigencia se extiende de 2012-2015 y nueve del período 2013-2016) en Comillas (Carabanchel);Ventilla/Almenara (Tetuán); Bellas Vistas (Tetuán); Gran San Blas (San Blas-Canillejas); Simancas (San Blas-Canillejas); UVA de Hortaleza (Hortaleza); Lavapiés (Centro); Triángulo del Agua (Puente de Vallecas); Pozo-Entrevías (Puente de Vallecas); El Ruedo-Polígonos A y C (Moratalaz); Alto de San Isidro (Carabanchel); San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde), y Virgen de Begoña (Fuencarral-El Pardo).

Los proyectos incluyen desde programas de alfabetización para adultos hasta ludotecas y campamentos para niños,  así como iniciativas para la prevención de la violencia de género, escuelas deportivas para jóvenes, talleres de informática, programas de apoyo escolar, etc. en algunos de los barrios más desfavorecidos de la capital.

Antes de la firma del convenio, representantes de la dirección de la FRAVM y del área de Participación Ciudadana visitaron uno de esos proyectos: el campamento urbano desarrollado por la asociación AVANCE de Moratalaz en el huerto escolar Siglo XXI, donde 40 niñas y niños aprenden, durante el mes de julio, a preparar semilleros, a arreglar bancales, a sembrar, regar… de la mano de algunos mayores del barrio que comparten con ellos sus secretos hortícolas alimentando las relaciones intergeneracionales, un elemento fundamental en la construcción de comunidad barrial.

Desde que, en el año 2009 se firmó el convenio que alumbró los 16 primeros planes de barrio se han llevado a cabo 262 actuaciones, todas ellas ideadas por el propio vecindario a través de su asociación vecinal y que, a juicio de la delegada, ponen de manifiesto ‘la capacidad para identificar alternativas novedosas y de impacto social por parte de las asociaciones vecinales’.