En la actualidad, las Juntas Municipales de distrito de Madrid, que representan a poblaciones superiores a muchas capitales de provincia, gestionan sólo el 11% del presupuesto del Ayuntamiento y apenas el 5% de las inversiones. Este modelo de organización, cada vez más centralista, impone una administración lejana a las vecinas y vecinos e inasequible al desarrollo de políticas de participación ciudadana que está muy lejos de las propuestas que las entidades vecinales llevan defendiendo desde hace más de treinta años, a saber: ofrecer a la población la posibilidad de la doble elección, la del partido en la ciudad y la de la persona en el distrito; descentralización de los recursos y participación de las entidades sociales en la planificación de los equipamientos, infraestructuras y servicios de carácter público.

Además del centralismo político, el Gobierno municipal ha señalado, a través de la concejala de Urbanismo, Pilar Martínez, que “dentro de nuestro modelo de ciudad, el centro constituye una de las prioridades principales. Estamos convencidos de que lo que es bueno para el centro lo es también para el resto de la ciudad”.

Hace 18 meses un grupo de asociaciones vecinales reunidas bajo el nombre ¡Somosmadrid? iniciaron una reflexión sobre “la falta de democracia municipal que sufrimos en los distritos”, materializada en “unas juntas municipales que no defienden a los vecinos, lo que se traduce en una falta de atención y equipamientos que se agrava con los años”.

En febrero de 2007 celebraron un primer encuentro de entidades que sirvió “para hacer una primera puesta en común sobre esta iniciativa que, de prosperar, cambiará todo el panorama político, administrativo y de participación vecinal en el municipio de Madrid” que contó con la participación del sociólogo urbanista Jordi Borja.

Un año después, las entidades vecinales están invitadas a participar en la segunda edición que contará con la presencia de Joan Subirats, catedrático de ciencia política de la Universidad Autónoma de Barcelona con la intención de “dar un paso más y dar inicio a un debate lo más amplio y participativo que nos permita definir a los madrileños el tipo de organización y representación política que debe tener nuestra ciudad, lo que dará paso, sin duda, a un nuevo reequilibrio territorial y compensar el déficit que venimos arrastrando, en equipamientos, democracia y participación”.

La cita es en el Centro Dotacional Integrado de Arganzuela, ubicado en la calle Canarias, 17 (metro Palos de la Frontera).