El pasado 23 de diciembre, dentro del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda del Ministerio de Fomento, el BOE publicó el citado estudio, un proyecto que, tal y como resume la coordinadora ciudadana, “solamente  tiene  la intención  de  conectar  las  grandes  vías  M-45/M-50  con  la  futura  estación  logística  de  RENFE  en  Vicálvaro  y  el  Puerto Seco de Coslada”. Y, para ello, el Gobierno central propone levantar una nueva autovía que atravesará el Bosque del Humedal, el espacio verde más importante de Coslada.

La terminal de Adif de Vicálvaro se construyó como una estación de clasificación, algo que, según Fomento, no responde a las actuales necesidades del tráfico de mercancías, por lo que plantea transformarla en una estación que pueda centralizar el tráfico intermodal de Madrid.

Para los vecinos, la iniciativa no es más que “un ejercicio imaginativo en todos los sentidos, [ya que] se imaginan unas condiciones económicas que no existen en la realidad, se basa en unos planeamientos urbanísticos de Coslada y Madrid que están en revisión. Además, generará un enorme impacto acústico sobre Coslada y provocará un grave deterioro de la calidad del medio ambiente”.

Según un comunicado que la citada coordinadora hizo público ayer, martes 11 de febrero, de ejecutarse, la remodelación de Vicálvaro “perjudicará la movilidad en Coslada y alrededores, va a colapsar las salidas y entradas al municipio, va a reconducir todo el tráfico pesado de camiones por la  zona  del  Esparragal, el Barrio del Puerto y el Casco, colapsando la Avenida de la Constitución, la entrada por Arcentales y la calle Virgen de la Cabeza en toda su longitud hasta el Plantío. Y  a  esta  situación  tendremos  que  añadir  el  trafico  añadido  por  la  construcción  de El  Corte  Inglés  en  Coslada, un nuevo  centro  comercial  en  Vicálvaro  en  el  mismo borde  del  Bosque  del  Humedal  y  las  necesidades  del  propio  desarrollo urbanístico  de  Vicálvaro”. Por ende, “le va a dar un “mordisco” al Bosque del Humedal al proyectar construir en él una autovía de cuatro carriles que va a poner  en  serio  peligro  la  existencia  del propio Bosque  del  Humedal que está preservado de todo tipo de infraestructuras gracias al Plan Dinamizador firmado en 2009 y que supuso una inversión de 2,17 millones de euros con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Confederación Hidrográfica del Tajo”.

En definitiva, “el proyecto es construir una autovía, otra más, que una la M-45 a través del Parque del Bosque del Humedal hasta la remodelación de la Terminal de Vicálvaro y el Puerto Seco de Coslada, de tal forma que con la  realización  de  este  proyecto  Coslada  estará  en  el  futuro  totalmente  colapsada”.

Frente al plan ministerial, los vecinos han presentado su alternativa: una conexión directa entre las instalaciones ferroviarias y la carretera M-21, más cercana, que une la M-40 con la M-45/50 y la M-22, así como la construcción de una conexión con la R-3, actualmente infrautilizada a su paso por Vicálvaro, dejándola libre de peaje en ese tramo. De esta forma “se evitaría el tráfico de vehículos pesados por la zona residencial”, concluye la entidad ciudadana en su nota.