Ni cortos ni perezosos, los miembros de la Mesa de Iniciativas por el Derecho a Techo transformaron ayer una furgoneta en un ladrillo y junto a la gente de la A.V. La Nueva Elipa, que había llevado al Parlamento algunos de los casos más clamorosos de corrupción urbanística, completó el recorrido de los Carnavales madrileños al ritmo de algunas canciones adaptadas de forma ingeniosa al problema de la vivienda, como la de ‘hoy no me puedo emancipar’, de Mecano.

Decenas de presos de sus hipotecas, que no se diferenciaban de los centenares de personas que acudieron a disfrutar de los disfraces y de las carrozas del Carnaval mas que por el traje de presidiarios, tiraron de gruesas cadenas que, a su vez, tiraban con esfuerzo de un enorme ladrillo. No les faltaron las fuerzas para corear algunas de los lemas que llevaban escritos en curiosos bocadillos: ‘Esta noche, lo hacemos en el coche’, ‘De esta no pasa, quiero mi casa’, ‘Stop especulación. Por el Derecho a Techo’.