A pesar de las enormes diferencias entre la zona de Cuatro Caminos, una de las más consolidadas y con solera de la capital, y el joven barrio del PAU-Ensanche de Vallecas, sus asociaciones vecinales tienen claro que es mucho más lo que les une que lo que les separa. “Seguro que los compañeros y compañeras de la asociación de Cuatro Caminos-Tetuán se verán reflejados en más de una de nuestras necesidades y carencias y nos podrán aportar su punto de vista comparado con su realidad. De todo este diálogo abierto, necesariamente tienen que salir nuevas ideas y próximos puntos de encuentro”, indica Rosa María Pérez, presidenta de la entidad vallecana. De hecho, ya piensan en devolver a sus homólogos de Tetuán la visita. “Y si la experiencia funciona y va bien, con el objetivo de tender lazos e intercambiar experiencias y conocimientos, la idea es hacerlo con asociaciones de otras zonas”, asegura la responsable de la entidad.

Los vecinos de Cuatro Caminos se han dado cita a las 11:00 en la parada de Metro Estrecho y tienen previsto llegar a Congosto media hora después. Allí les esperarán la asociación vecinal PAU-Ensanche de Vallecas. Entonces, recorrerán las calles del barrio “haciendo un repaso de sus principales características urbanísticas, de sus aciertos y desaciertos, sus problemas, potencialidades y retos”. “Y todo ello relacionado con la actividad de nuestra asociación, nuestras propuestas y reivindicaciones, las peleas por conseguir un barrio digno”, concluye Rosa María Pérez.