A continuación reproducimos el texto íntegro del escrito de la CEAV, organización a la que pertenece la FRAVM, junto a once confederaciones autonómicas, más de cien federaciones locales y más de 3.000 asociaciones vecinales de todo el Estado.

Comunicado de apoyo a la Huelga Feminista 8 de marzo 2019

El pasado año ha estado marcado por el despertar de millones de mujeres en todo el mundo, unidas por el lazo violeta de la solidaridad, despertar en el que han participado muy activamente las asociaciones vecinales. Concretamente, el pasado mes de enero, decenas de representantes de asociaciones, federaciones y confederaciones vecinales se unieron en la ciudad de Zaragoza para constituir una Red de Mujeres Vecinales, abriendo paso así a un 2019 repleto de retos en clave de lucha por los derechos de las mujeres. Juntas hemos compartido experiencias, nos hemos escuchado, nos hemos reconocido en situaciones similares y nos hemos crecido entre nosotras. Sin embargo, todos los días amanecemos con noticias machistas que perpetúan el poder del patriarcado.

Efectivamente, si bien el año 2018 fue un momento determinante en la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades, nos preocupa profundamente que en los últimos meses hayan emergido colectivos con un discurso xenófobo, reaccionario y abiertamente machista que trata de criminalizar la lucha feminista y que, pretenden cuestionar los avances que parecían vislumbrarse. Las asociaciones vecinales y los colectivos de mujeres vinculados a las mismas han sido pioneras en la defensa de la igualdad en los barrios y municipios de todo el estado desde hace décadas. Hoy, son y serán espacios de participación, encuentro y defensa de los valores democráticos; hoy, más que nunca, queremos animar a la ciudadanía a apoyar la Huelga Feminista del próximo 8 de marzo. El escenario social y político actual nos deja claro que no podemos bajar la guardia ni por un instante, y el reciente ataque de la ultraderecha nos hace ser más conscientes que nunca, de que estamos viviendo la cuarta ola del feminismo.

Nos sobran los motivos para hacer HUELGA, queremos…

Acabar con la división sexual del trabajo, que hace que las mujeres soportemos trabajos precarios, que tengamos una brecha salarial de casi un 30%. Queremos destacar además aquellos sectores con condiciones más inadmisibles: las trabajadoras de limpieza de hoteles o las trabajadoras del hogar. ¡Ya está bien! Exigimos dignidad en nuestros empleos y plena igualdad de derechos y oportunidades, ratificación y aplicación del convenio 189 de la OIT sobre trabajadores/as domésticos/as que afecta en especial a las mujeres migrantes, así como visibilización de la situación de las mujeres del sector agroganadero y exigencia de la titularidad agraria compartida.

Romper el techo de cristal y así poder acceder a puestos de poder. A pesar de que en las universidades hay más mujeres que hombres, en el mundo laboral, las mujeres no están incorporadas.

Apoyar pensiones “dignas ” para las mujeres no es nuevo, la brecha salarial que sufren las mujeres se refleja posteriormente en sus pensiones y es la causa de la pobreza de muchas mujeres cuando llega su jubilación . Por eso es importante hacer una lectura de género sobre este tema, las mujeres cobran un 23% menos que los varones, las reducciones de las jornadas laborales por el cuidado de los hijos o dependientes y el trabajo doméstico , que no cotiza a la Seguridad Social, están en la raíz de que las mujeres reciban peores pensiones. El 62% de las mujeres perciben la pensión mínima y algo más del 50% de las pensionistas del estado español reciben lo que se llama pensiones derivadas, es decir, que no se derivan de su trabajo, sino del de sus parejas ( pensiones de viudedad) lo que las hace aún más pobres.

– Denunciar que más de 1.000 mujeres desde 2010 han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres.

– Denunciar que no existe protección para las mujeres, y no hay seguridad efectiva ni justicia para muchas de quienes denuncian. Exigimos protocolos contra el acoso sexual en los centros educativos y en los centros de trabajo. Formación especializada obligatoria de profesionales implicados/as en el proceso de denuncias de las violencias machistas y contra la LTBIFOBIA.

– Derogar la ley de extranjería y cierre de los CÍES.

– Que los medios de comunicación no cosifiquen a las mujeres.

– Que se cumpla el pacto de Estado y se asuman responsabilidades.

– Eliminar el aborto del Código Penal, y reconocer como un derecho de las mujeres decidir sobre su cuerpo y su maternidad.

– Por último, reivindicar un sistema educativo intercultural, accesible e integrador que incluya de manera obligatoria en todas las etapas la educación afectiva-sexual en igualdad y respeto a la diversidad sexual, creando la figura de especialista de género.

Este año tiene una especial connotación por la aparición de posiciones profundamente reaccionarias en relación a los derechos de las mujeres, y por tanto, se requiere una respuesta más contundente que demuestre que la sociedad no está dispuesta a dar pasos atrás en los incipientes derechos conseguidos.

CEAV (desde la RED ESTATAL DE MUJERES VECINALES) apoya todas las movilizaciones y actos convocados hacia el 8 de marzo y os animamos a participar activamente en especial en las manifestaciones que se celebrarán en los pueblos y ciudades del Estado.

Red Estatal de Mujeres Vecinales

#MujeresVecinalesHuelga8M