El mapa de los horrores urbanísticos que presentó hace unos meses la Plataforma No a Este Plan refleja a la perfección las consecuencias de los procesos especulativos y de los episodios de corrupción vinculados a la especulación financiera que dio lugar a la crisis económica.

Madrid necesita urgentemente que se potencie la calidad de los barrios, de la ciudad existente, activando la vida participativa, cultural y económica para avanzar hacia una mayor sostenibilidad social y ambiental y cambiar el signo de la progresiva desigualdad, exclusión social y deterioro ambiental que sufrimos en los barrios de la capital.

A escasos dos meses de las elecciones municipales, estamos asistiendo al triste espectáculo protagonizado por un Ayuntamiento, el de Madrid, que ha renunciado a debatir la revisión del Plan General de Ordenación Urbana con la ciudadanía y se ha lanzado a una carrera desenfrenada de modificaciones urbanísticas puntuales dirigidas a promover “pelotazos” especulativos y algunos negocios inmobiliarios en beneficio de nuevos y viejos inversores que quieren consolidar sus posiciones en el tablero especulativo madrileño, cual juego del Monopoly no solo al margen, sino en contra del interés general de los ciudadanos.

A fin de revertir esta dinámica perversa, las organizaciones que participan en la Plataforma No a este Plan han elaborado el Pacto contra la especulación y por el derecho a la ciudad en Madrid, que será presentado el martes 21 de abril a las 19h en la calle Cea Bermúdez 17.

Representantes de las candidaturas del PSOE, de IU, de Ahora Madrid a la alcaldía de Madrid participarán en el acto y suscribirán el documento asumiendo los compromiso que éste incluye, ya sea desde el gobierno municipal o desde la oposición.