En el contexto actual de crisis y, con casi 600.000 personas en paro en la Comunidad de Madrid, no parece conveniente para las familias ni para las pequeñas y medianas empresas ajustar aún más su presupuesto asumiendo el anunciado incremento de la tarifa del agua para el próximo año, máxime en el caso de las empresas que deben dirigir todos sus esfuerzos a crear empleos.

La Mesa del Agua, un foro en el que participan la FRAVM, CCOO, UGT, Ecologistas en Acción  y CECU Madrid recomendó ayer al grupo sindical en el Consejo Económico y Social de Madrid que proponga la congelación de las tarifas del agua para 2012, una medida asumible toda vez que los beneficios del Canal de Isabel II superaron en 2010 los 114 millones de euros netos y se prevé que superen los 118 millones de euros en el año 2011.

Por otro lado, la Mesa recuerda que la Directiva Marco Europea del Agua establece que las tarifas del agua deben reflejar en todo momento los costes totales reales derivados de la prestación de los servicios de captación, saneamiento, distribución y, en general, los que componen el ciclo integral del agua en el curso del Canal de Isabel II. El ajuste de la tarifa a los costes reales de producción se traduciría, de hecho, en una bajada de la tarifa del agua.

Por otro lado, las organizaciones que forman parte de este foro recomiendan que el tratamiento del ciclo integral de un bien natural esencial para la vida como el agua se haga desde una empresa pública y con gestión pública, por lo que rechaza de plano la privatización del Canal de Isabel II.

El Grupo Sindical en el CES recogió la propuesta de congelación de la tarifa y se comprometió a defenderla en el pleno del CES de Madrid.