Con el lema “En el Mayo global, resistencia total”, este domingo la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP)-Marea Blanca hace coincidir su 44ª Marea Blanca con las movilizaciones del V aniversario del 15M. De hecho, la manifestación contra la privatización de la sanidad pública organizada por los colectivos vecinales, sindicales y sanitarios, que saldrá a las 12:00 de la Plaza de la Cibeles, forma parte de la programación del aniversario del movimiento. Su final en Sol coincidirá con el término de una asamblea monotemática sobre la reforma de las iniciativas legislativas populares. Por la tarde, a las 18:00 y en el marco de la movilización internacional “Global Debout” y como celebración del aniversario del 15M, las asambleas populares de Madrid han convocado una manifestación con el mismo recorrido. La FRAVM hace un llamamiento a la ciudadanía de la región a participar en ambas marchas.

“Hemos querido sincronizar tanto la confluencia contra la deriva política europea, en la que España participa de forma preferente para la liquidación de derechos consolidados y democracia, como nuestra actitud afianzada en la defensa de la sanidad pública, tras casi cuatro años de estar en la calle mes a mes denunciando este sistema impune, diseñado a conciencia, para la destrucción del Estado de Bienestar y la implantación a toda costa de la dictadura de los mercados, que quieren blindar con los Tratados de libre Comercio: CETA; TTIP y TISA, que se están negociando en la oscuridad más sospechosa”. Con esta contundencia arranca el comunicado que la MEDSAP ha hecho público de cara a la manifestación del domingo, que aprovechará para criticar el falso cambio de rumbo mostrado por la Comunidad de Madrid en materia sanitaria.

Así, puede leerse en la nota, “hace tan solo un mes se publicaba en el BOCM la licitación de un concierto con empresas externas para la hospitalización de cuidados continuados en el ámbito de la Comunidad de Madrid, por 85 millones de euros y un valor total estimado de 212 millones de euros, un hecho contundentemente clarificador de las falsas promesas del consejero de Sanidad y de Cristina Cifuentes cuando han venido asegurando que no privatizarían más”.

La red ciudadana rechaza también la decisión adoptada esta semana de cerrar el Hospital Virgen de la Poveda, un centro de media y larga estancia situado en Villa del Prado, en el límite con Toledo: se trata de una “incomprensible decisión cuando el propio Sánchez Martos anunció a primeros de mes la necesidad de más camas para el tipo de enfermos que requieren largos tratamientos. Está claro que hablaba de otra cosa y que no había otro criterio que una política de derivación a lo privado” apostilla en el comunicado.

“Denunciamos también que siguen con la fea costumbre de colocar a sus amiguetes, como ha sucedido con varios gerentes hospitalarios recién nombrados, algunos muy controvertidos”, sostiene la MEDSAP, que hace referencia a los nombramientos de nuevos gerentes en los centros Hospital Universitario de la Princesa, Hospital Universitario de Getafe, Hospital de Guadarrama, Hospital de La Fuenfría y Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. “Con ello incumplen la promesa hecha en la Asamblea de Madrid de convocatorias públicas, de concurrencia competitiva y resolución transparente del proceso de selección. Es otra señal más de sus planes, ejemplo de política hostil a las necesidades, posesiones, derechos y pertenencias de la ciudadanía que no respetan, manteniendo el falso criterio de una ideología intransigente, antidemocrática, oscura, reprochable, cortoplacista, y escasamente certera para dar soluciones de futuro y apostar por fortalecer el Sistema Nacional de Salud nacido de la Ley General de Sanidad y del que se cumplen treinta años”, puede leerse en el comunicado.

La nota finaliza recordando el papel que han de tener nuestros representantes políticos, hoy en plena campaña preelectoral: “desde nuestra lucha saldremos adelante para revertir lo privatizado; no podemos permitir que haya políticos que olvidan su obligación de trabajar por el bien común, en nuestro caso por la salud y la vida de todas las personas sin distinciones, sólo posible desde un servicio 100% público y sin ánimo de lucro”.