La protesta, impulsada por el movimiento vecinal del municipio, comenzará a las 20:00 frente al establecimiento clausurado, que se encuentra en el número 11 de la calle Monte Alegre.

A este cierre, que afecta a más de 5.000 personas, hay que sumar un deterioro palpable de la calidad asistencial en otros centros de salud de Arganda, tal y como denuncian las asociaciones vecinales de La Poveda y Arganda en un comunicado dirigido a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la localidad. El problema, subrayan, viene de lejos.

“A los repetidos intentos de cierre -ocurridos desde hace años- y de recorte horario del consultorio médico local de La Poveda se suma, en esta crisis social y económica provocada por la COVID-19, la clausura del mismo desde el 22 de marzo. A pesar de que ya está adaptado a la normativa de seguridad surgida de la pandemia no parece haber intención de reabrirlo”, indican, antes de añadir: “a ello se le suma la situación vivida hace unas semanas en el Centro de Salud de Arganda-Felicidad donde, ante la falta de profesionales para cubrir bajas por enfermedad y vacaciones, no hubo atención médica por las tardes y se derivó al Centro de Salud del Camino del Molino o recayó en los/as enfermeros/as. La propia apertura de este centro de salud en 2007 supuso un vaciado de profesionales que entonces trabajaban en el Centro de Salud del Camino del Molino en favor de la nueva instalación”, apostillan en su nota.

Por todo lo anterior, las dos asociaciones vecinales exigen la reapertura del consultorio médico local de La Poveda, un refuerzo en el número de profesionales de los centros de salud de la localidad “hasta que estén suficientemente dotados” y la recuperación del desaparecido consejo municipal de Sanidad.

Los colectivos vecinales han hecho público su manifiesto en el portal Change.org con el fin de que otros ciudadanos y organizaciones se puedan sumar. Se encuentra en esta dirección.