adopción de medidas multidisciplinares dirigidas a concienciar a la sociedad de la gravedad de estas enfermedades, de acuerdo a la proposición no de Ley aprobada por la Asamblea de Madrid el 1 de febrero.

Entre otras medidas, el documento prevé la puesta en marcha de un Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios, que ya cuenta con un presupuesto de un millón de euros, así como de un órgano de seguimiento de su desarrollo y un registro de enfermos, una reivindicación de los padres de las personas afectadas.

Las veinticuatro medidas propuestas serán ejecutadas por las consejerías de Sanidad y Consumo, Educación, Economía e Innovación Tecnológica, Familia y Asuntos Sociales, y Cultura y Deportes.

En breve podrán comprobarse la adopción de alguna de ellas: en la próxima edición de la Pasarela Cibeles, que comienza el 12 de febrero, sólo participarán modelos cuyo Índice de Masa Corporal sea mayor de dieciocho. Además, se intensificarán los controles de venta de productos dietéticos, se adoptará un protocolo para unificar las pautas de tratamiento de la enfermedad y se unificarán las tallas, para lo que se llevará a cabo la supervisión y seguimiento de la composición y el tipo de alimentación servida tanto en escuelas públicas, concertadas y privadas, como en institutos y universidades.

En la elaboración del plan han colaborado colegios profesionales, agentes sociales, asociaciones de pacientes y familiares; organizaciones de consumidores, agencias de modelos, creadores de moda, universidades públicas; empresas confeccionistas, representantes de escuelas de gimnasia, ballet y danza; asociaciones de familia y de padres; sector publicitario, medios de comunicación, Ifema, el Defensor del Menor, la Federación Madrileña de Municipios y el Consejo Escolar de la Comunidad.