La A.V. La Corrala quiere poner de manifiesto, en respuesta a las declaraciones hechas hoy por la Asociación de Mayoristas de Madrid y los sindicatos CCOO y UGT, que las vecinas y vecinos de Embajadores hacen una valoración muy positiva de la implantación, el pasado mes de julio, del Área de Prioridad Residencial (APR) en el barrio, hasta tal punto que hay comunidades de propietarios de calles aledañas que han solicitado que el Ayuntamiento amplíe la extensión del Área. Asociaciones de vecinos de otros barrios de la almendra central, como los de Justicia y Las Letras, han solicitado también la implantación del APR en orden a reducir los ruidos, aliviar el tráfico y reducir la contaminación atmosférica de las zonas residenciales.

Manuel Osuna, presidente de la entidad, señala que según las cifras facilitadas tanto por la Delegación de Gobierno como por la Policía Municipal los índices de delincuencia han descendido. Recuerda, asimismo, que la adopción de esta medida por parte del Ayuntamiento fue consensuada con las entidades ciudadanas y sociales del ámbito, que precisamente fijaron el horario de carga y descarga de 10 a 13h. para que no coincidiera con el de Huertas y la Plaza Mayor y perjudicar así, lo menos posible, a los comerciantes. A este respecto, recuerda que las entidades ciudadanas proponen la relocalización de las actividades comerciales y terciarias fuera del ámbito de la almendra central al objeto de romper con un modelo de movilidad congestiva en el que el centro se comporta como el espacio con mayor capacidad de atracción de viajes y, por tanto, de ruidos, contaminación y pérdida de calidad de vida de sus vecinas y vecinos. Una medida, recuerdan, compatible con los derechos de los comerciantes.