Tanto la asociación vecinal como la FRAVM se muestran perplejas ante la polémica, que algunos alimentan con interés partidista desde hace semanas, cuando todas las administraciones deberían unirse y coordinarse para buscar soluciones a un problema humanitario tan grave como el padecen las personas refugiadas e inmigrantes que huyen de sus países en búsqueda de una vida mejor y más segura.

Recordemos que con objeto de contribuir a paliar esta situación, el Ayuntamiento de la capital, a través de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, ha propuesto alojar temporalmente a grupos de migrantes en el Palacio Valdés, un edifico de su propiedad ubicado en el término municipal de Tres Cantos y calificado como dotacional (lo que abre las puertas a un “uso pormenorizado como Alojamiento Comunitario”). La idea es establecer un centro que sirva de lugar de acogida y estancia durante dos o tres semanas, pasadas las cuales las personas continuarán su trayecto hacia sus destinos finales.

Ante la iniciativa, el Ayuntamiento de Tres Cantos, presidido por el PP, en vez de colaborar para que se ponga en marcha lo antes posible, insiste en que no se puede dar al edificio un uso residencial y que, además, en 2017 no pasó la inspección técnica ni tiene licencia para ejercer actividad alguna. “Lo que no dice el Ayuntamiento es que ya existen en Tres Cantos tres centros escolares con la misma calificación y que disponen de alojamiento para sus alumnos”, indica la asociación vecinal, antes de añadir: “también se le olvida decir que peregrinos del Camino de Santiago han sido alojados” en el propio Ayuntamiento “sin ningún tipo de problema”.

La entidad ciudadana considera que “ante un problema humanitario de tal magnitud, y teniendo en cuenta que Tres Cantos fue considerada en 2015 como Ciudad Abierta en un pleno municipal, el comportamiento exigible a nuestro equipo de gobierno sería el de un compromiso con estos refugiados para que su acogida fuese cordial, segura y positiva para toda la comunidad”.

Por ello, solicita a su alcalde que “lidere esta acogida de refugiados en nombre y como representante de todos y cada uno de los vecinos de Tres Cantos, poniendo a disposición todos los medios posibles para que su estancia en el Colegio Palacio Valdés, si procede, sea lo más gratificante posible. Este es el mensaje que debemos trasmitir a todos los municipios de la Comunidad de Madrid y de todo el territorio nacional: Tres Cantos es ciudad abierta, empática y solidaria”.

En la misma línea, la Plataforma de Acogida de Tres Cantos, de la que forma parte la asociación vecinal, ha abierto una petición en Change.org (https://www.change.org/p/si-a-la-acogida-de-inmigrantes-en-tres-cantos) que a día de hoy ha sido suscrita por más de 4.000 personas. Por último, en la corporación municipal tricantina, Ciudadanos se acaba de unir a Ganemos y al PSOE para que el PP rectifique y el Ayuntamiento inicie su colaboración con el consistorio de Madrid para la apertura del centro de estancia temporal para inmigrantes.