La organización, al igual que los años precedentes, tenía la intención de finalizar la marcha con un festival de música en el parque de Las Vistillas, con el fin de celebrar el Día Mundial del Hábitat, y para ello solicitó los permisos correspondientes el pasado mes de junio. La Junta del Distrito Centro dejó pasar el verano y hace doce días emitió una respuesta negativa, alegando que quiere preservar las pistas deportivas que hay en esa zona y reservarlas por si el 5 octubre necesita usarlas. La Coordinadora de Vivienda ha calificado esta decisión de “auténtica censura”, y lamenta que la Junta ni siquiera les haya ofrecido un emplazamiento alternativo. “Pensamos firmemente que esta cuestión tiene relación con nuestra crítica postura a la gestión de vivienda que mantiene tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid”, ha indicado en un comunicado en el que también recuerda que hace unos días registró en el Consistorio 300 peticiones dirigidas al alcalde para que recurra la absolución de Ana Botella por parte del Tribunal de Cuentas relativa a la venta de 1.860 viviendas de la EMVS al fondo buitre Blackstone.

Además de denegar el permiso del festival, el equipo de Gobierno dirigido por José Luis Martínez-Almeida solicitó a la Delegación del Gobierno modificar el itinerario de la marcha del sábado para evitar que coincida con una procesión religiosa, algo que finalmente ha conseguido. “A pesar de las dificultades, el próximo 5 de octubre convocamos la manifestación a las 18:00 en la Plaza de Jacinto Benavente a pesar de no poder celebrar el festival musical, demostrando así a este Ayuntamiento que las venganzas estériles no pueden ir contra los intereses de la ciudadanía”, asegura la coordinadora.

Finalmente, la manifestación, a la que la FRAVM anima vivamente a participar y en la que está presente, transcurrirá entre la citada plaza y la Casa Consistorial, ante la fuente de La Cibeles.

“La falta de acceso a la vivienda, el escaso parque de vivienda social vendido a fondos buitre, el aumento del precio de los alquileres y la ejecución de más de veinte desahucios diarios sigue siendo el panorama que impera en nuestra región. Por eso, un año más nos decidimos a organizar una manifestación para sacar a la calle las problemáticas de vivienda que atravesamos”, indica la organización, antes de recordar que hace dos años presentó en la Asamblea de Madrid una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para una “Ley urgente que garantice el derecho a la vivienda en la Comunidad de Madrid” que no pudo ser tramitada por los votos en contra del PP y Ciudadanos. La ILP, que también fue impulsada por la FRAVM y la Asociación Libre de Abogados, llegó al parlamento regional precedida de 76.773 firmas de madrileños y madrileñas.