Tras darse cita con los candidatos de las tres formaciones políticas que concurren a las elecciones municipales del próximo 27 de mayo, representantes de la Junta Directiva de la FRAVM se han reunido esta mañana con la candidata de IU a la presidencia del Gobierno regional, Inés Sabanés, en la sede de la organización vecinal.

Al término del encuentro, el presidente de la FRAVM, Francisco Caño, ha recordado a los medios de comunicación que se han interesado por las conclusiones de la reunión que ‘estas conversaciones no parten de cero. Ya con anterioridad a las últimas elecciones regionales llegamos a un acuerdo que hemos acordado renovar con los puntos de consenso que salgan del estudio de las cuatrocientas y pico páginas que incluyen las propuestas de las 240 asociaciones de vecinos federadas en materia, principalmente, de participación ciudadana, vivienda, urbanismo, política social y reequilibrio territorial. Desde la Federación hemos hecho especial hincapie en el hecho de que en los órganos de decisión de la Comunidad de Madrid no existen cauces de partipación ciudadana, un déficit inadmisible’.

A continuación, Inés Sabanés ha agradecido la documentación entregada, ‘un análisis exhaustivo elaborado de forma participada por las asociaciones de vecinos que nos obliga a poner los pies en la tierra y nos ayuda a conocer los problemas y demandas de los barrios y poblaciones de la Comunidad de Madrid’ y ha anunciado que el compromiso programático que su formación política incluirá la presencia de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) en los espacios de debate y toma de decisiones de la Comunidad, espacios como el Servicio Regional de Empleo, el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), el Consorcio Regional de Transporte y las comisiones de Urbanismo y Salud, entre otros. Sabanés ha prometido, asimismo, profundizar la legislación regional en materia de participación ciudadana desarrollando mecanismos como la de la iniciativa popular, el derecho de audiencia o el referendum para medidas de calado, ‘como la forma de gestión de los nuevos hospitales, sobre la que debería haber tenido ocasión de opinar y decidir la ciudadanía madrileña’.

Otro de los ámbitos donde, al parecer de los representantes de ambas organizaciones es más urgente intervenir es el de la vivienda, a través de la rehabilitación y la constitución de una agencia pública de alquiler que responda a las necesidades de la población madrileña, sea cual sea la situación económica de las personas demandantes. Sabanés ha prometido comprometer fondos por valor de 500 millones de euros anuales para financiar programas de rehabilitación para una media de entre 12.000 y 15.000 viviendas al año e impulsar una ley autonómica que garantice el derecho a una vivienda digna en unas condiciones económicas de acuerdo al salario de los demandantes. En este frente, Sabanés considera urgente incentivar la movilización de las, aproximadamente 350.000 viviendas vacías que hay en la Comunidad de Madrid, una medida ‘rentable desde el punto de vista económico y medioambiental’ y se ha propuesto como objetivo poner en el mercado de alquiler 100.000 viviendas durante la legislatura.