La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha transmitido, en sendas cartas remitidas a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y al ministro de Defensa, José Bono, su más profunda satisfacción por el acuerdo alcanzado entre ambas administraciones para que parte del Gómez Ulla dé servicio sanitario a ambos distritos y su entorno en tanto responde a una reivindicación vecinal histórica que se remonta a principios de la década de los noventa. La FRAVM celebra que los responsables de ambos ejecutivos hayan privilegiado el interés general de la ciudadanía frente a disputas partidistas y les invita a continuar las negociaciones hasta lograr la definitiva incorporación de este hospital a la red pública sanitaria madrileña. Asimismo, insta a la Consejería de Sanidad de la Comunidad a definir, a la mayor brevedad posible, el uso de las 650 camas cedidas.