Como primer proyecto dentro de este acuerdo marco, la FRAVM y Cada Lata Cuenta lanzarán “Fiestas sostenibles”, una iniciativa que en la práctica supondrá, entre otras acciones, la distribución entre las asociaciones federadas de contenedores amarillos de recogida de latas y otros envases en los eventos, carteles y otros materiales de sensibilización, así como campañas específicas en redes sociales. Aunque el acuerdo se cerró el día 13, dado el interés que ha despertado la propuesta entre las asociaciones vecinales, entidades de siete barrios de la capital ya se han llevado a sus locales contenedores de Cada Lata Cuenta y ya se usaron por vez primera en las fiestas populares de San Fermín gracias a la asociación vecinal de este barrio de Usera.

Para Pablo García Serrano, director de Cada Lata Cuenta “se trata de una colaboración muy interesante, puesto que ambas entidades aunamos nuestros recursos para concienciar a la población de la importancia que tiene la acción de reciclar nuestra lata de bebidas cuando la estamos consumiendo fuera de casa, en un momento de ocio como pueden ser las populares fiestas de barrio de Madrid. Queremos convertir estos encuentros en referencia de sostenibilidad y buenas prácticas en torno al reciclaje”.

Recordemos que Cada Lata Cuenta surge en España hace algo más de 2 años, formando parte de un programa europeo con más de 8 años de experiencia en la sensibilización sobre el reciclaje de latas de bebidas fuera del hogar. Dicho programa está presente en catorce países de Europa y es habitual ver a sus voluntarios en festivales, eventos deportivos, escuelas y centros de trabajo, sensibilizando sobre la importancia de recuperar latas de bebidas.

La defensa del medio ambiente se encuentra en el ADN de la FRAVM, entidad que lleva cuarenta años trabajando para hacer de nuestros barrios y municipios lugares dignos, amables, sostenibles y saludables, donde merezca la pena vivir. En este marco, la gestión adecuada de los residuos ha sido uno de sus ejes tradicionales de actuación. Prueba de ello es que la FRAVM y sus 281 entidades de barrio de la comunidad autónoma siempre han tratado de sensibilizar a los vecindarios sobre la importancia de una correcta separación de los residuos y del reciclaje.

“Este acuerdo nos acerca a las asociaciones vecinales y sus vecindarios a tomar partido de forma activa en favor de la economía circular, algo esencial para cuidar la calidad ambiental de nuestras ciudades”, indicó tras la firma Quique Villalobos, presidente de la FRAVM.