Este particular “súper” se ubicará en el número 57 de la avenida de Asturias, en el barrio de La Ventilla (Tetuán) y la zona norte de Madrid será su principal ámbito de influencia. Para que pueda ser viable económicamente, necesita una base de 700 cooperativistas. La FRAVM ha animado a sus asociaciones a difundir la iniciativa en sus territorios con el fin de lograr, cuanto antes, esta cifra.

El pasado 2 de julio, la organización vecinal suscribió un convenio de colaboración con la Red de Economía Alternativa y Solidaria de Madrid (REAS Madrid) de cara a promover la Economía Social y Solidaria (ESS) tanto en los barrios y municipios de la Comunidad de Madrid como en las propias prácticas socioeconómicas de la entidad. Su aportación al capital social de La Osa se entiende en el marco de esta relación.

“Esta es una forma de apoyar a que salga esta interesante iniciativa, orientada a democratizar el acceso a la alimentación agroecológica favoreciendo modelos más ambiciosos, de mayor envergadura y que también sea más inclusiva. Un proyecto que va a permitir a miles de personas ser copropietarias de un lugar donde poder realizar el conjunto de la cesta de la compra siguiendo valores sociales y ambientales”, asegura José Luis Fernández de Casadevante, responsable de ESS de la FRAVM.

La Osa, un proyecto cooperativo y sin ánimo de lucro, será viable gracias a un reducido grupo de personas profesionalizadas y a tres horas al mes de trabajo obligatorias para las personas asociadas, lo que permitirá reducir los precios en torno a un 30%. En sus pasillos encontraremos productos ecológicos, de proximidad y de comercio justo, además de un porcentaje de productos convencionales que se distribuirán cuando el diferencial de precio sea muy grande.

Se trata de una iniciativa pionera en nuestra comunidad autónoma, que tiene como referentes proyectos que desde hace años funcionan con enorme éxito en lugares como Nueva York (Park Slope Food Coop) o París (La Louve). En ellos participan decenas de miles de personas. Actualmente, La Osa cuenta con dos proyectos hermanos en la región, en Lavapiés (Centro) y en Getafe, que de igual forma esperan ver la luz en los próximos meses.

“La Osa supone un salto de escala para la ESS de nuestra región y que muestra las potencialidades de activación comunitaria que tienen estos proyectos para nuestros barrios y municipios. Los supermercados cooperativos y participativos son una de las mejores fórmulas para fortalecer los puentes entre el movimiento vecinal y la ESS”, sostiene Fernández de Casadevante.

¡Desde el movimiento vecinal nos subimos al carro de los supermercados cooperativos!

Puedes conocer más detalles de La Osa (y ¡hacerte socio/a!) en su sitio web: cooperativalaosa.com