Lo hicieron en el marco de un encuentro que tuvo lugar en el Espacio Vecinal Paco Caño, sede de la federación situada en el barrio de Lavapiés de Madrid.

Entre las medidas que recoge el acuerdo de colaboración destaca el compromiso de ambas organizaciones para fomentar conjuntamente proyectos de empleo, autoempleo y de economía social y solidaria con alto impacto social y ligados al territorio. Además, potenciarán los servicios de finanzas éticas ligadas a la economía social y promoverán el Mercado Social en la región.

Con el nuevo acuerdo el movimiento vecinal y el sector cooperativo y de economía social y solidaria de Madrid formalizan una histórica relación, que ha confluido en muchos momentos a lo largo de los 50 años de vida de este movimiento.

En estos momentos, la FRAVM cuenta con 285 asociaciones, mientras que REAS Madrid integra a 160 empresas y entidades, lo que la convierte en el espacio más representativo de la economía social y solidaria en la Comunidad de Madrid. Creada en 2001, sus organizaciones forman parte a su vez del Mercado Social de Madrid, una cooperativa integral de empresas productoras de bienes y servicios y de consumidores y consumidoras.