Para secundar la propuesta, algo que puede hacer cualquier persona, sólo es necesario apagar la luz eléctrica durante esos 60 minutos. Pero también se puede participar en alguno de los numerosos actos que se están organizando en las miles de ciudades y pueblos que, a lo largo y ancho del planeta, ya se han comprometido a participar en lo que WWF califica como ‘la mayor campaña en defensa del medio ambiente de la historia’. La organización ecologista calcula que alrededor de 1.200 millones de personas tomarán parte de la campaña. La FRAVM invita a la ciudadanía madrileña a secundar esta acción conjunta simbólica, que persigue llamar la atención sobre los efectos del calentamiento global y exigir a los líderes políticos que actúen para controlar las emisiones de CO2 antes de que sea demasiado tarde. .

En España, Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao, Granada y Segovia son sólo algunas de las localidades que mañana apagarán las luces de algunos de sus edificios más emblemáticos. En la capital, se ha convocado una concentración en la puerta del Parque del Retiro que se halla frente a la Puerta de Alcalá.

Más información y adhesiones a la campaña