La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), junto con otras organizaciones sociales de la ciudad, desde hace un año, venía exigiendo al Ayuntamiento de Madrid la retirada de la revisión del Plan General de Ordenación Uurbana de Madrid (PGOUM). Por ello, nos alegra que finalmente sea retirado, aunque las razones para hacerlo sean que no da tiempo para cumplir el trámite administrativo de su aprobación.

Los motivos de nuestra oposición eran, y son, que la revisión en curso era unilateral, pues no contaba con el consenso social y político que este tipo de normas requiere. No estaba respaldada por un amplio proceso de participación ciudadana, toda vez que el proceso se estaba desarrollando en los despachos, sin buscar las aportaciones y opiniones de los vecinos y vecinas. La revisión del PGOUM, en fin, no resolvía los problemas presentes de la ciudad en materia de vivienda, movilidad, localización de la actividad económica, equipamientos, etc., a la vez que daba continuidad al desarrollismo del Plan del 97.

No obstante, la FRAVM protesta contra el hecho de que el Ayuntamiento está tomando decisiones urbanísticas que suponen una revisión encubierta del Plan, todo ello con el agravante de que estamos a seis meses de las elecciones municipales. Entre esas decisiones destacamos las relativas a la operación Canalejas, la reforma de la plaza de España, las torres en los terrenos de la Mahou o el Plan Especial de la Finca de Torre Arias.