Tras la multitudinaria marcha del pasado 22 de noviembre, que reunió en el Paseo del Prado y la calle Alcalá a unas 50.000 personas, las cosas no solo no han mejorado sino que empeoran a medida que pasan los días. La Consejería de Sanidad ha cambiado tres veces ya su modelo de urgencias extrahospitalarias, la última, este lunes, con la introducción del formato de videoconsultas. Según el anuncio realizado ese día por la presidenta regional, a partir de ahora 46 de los 80 Puntos de Atención Continuada (PAC) dispondrán de médico, enfermera y celador, y los otros 34 únicamente de dos enfermeras, un celador y, eso sí, equipos para la realización de videoconferencias.

La nueva ocurrencia del equipo de Enrique Ruiz Escudero no ha hecho más que aumentar el enfado de pacientes, asociaciones vecinales y profesionales, que la consideran un absoluto despropósito, y el caos en las urgencias extrahospitalarias permanece. Desde que el 27 de octubre entraron en vigor los nuevos PAC, que reemplazan a los antiguos Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) (que llevaban más de dos años y medio cerrados) y a los Servicios de Atención Rural (SAR), las incidencias y los problemas son la norma, y no ha habido un solo día con todos los PAC abiertos. Según los últimos datos aportados por sus propios trabajadores y trabajadoras, el 8 de noviembre solo el 54,7% de los PAC abrió con el equipo completo, es decir, con un/a médico/a, una enfermera y un/a celador/a. La FRAVM ya alertó que el nuevo modelo era absolutamente inviable sin un refuerzo de las plantillas, y por esa razón lo ha rechazado con contundencia, como rechaza ahora el modelo de las teleconsultas. Cartel manifestación en defensa de la sanidad pública 13 de noviembre de 2022

La movilización y las huelgas de estos sanitarios de los últimos días se está extendiendo a toda la Atención Primaria, lo que se une a las protestas vecinales que, cada semana desde hace más de dos años, se producen en diferentes puntos de la región. No podemos permitir que nuestro sistema público de salud se siga deteriorando, que nuestros médicos y enfermeras abandonen nuestra comunidad autónoma debido a sus malas condiciones laborales y al desprecio de nuestros responsables políticos.

No podemos permitir que siga empeorando la calidad asistencial, hoy con los nuevos PAC, mañana con la supresión de las consultas por la tarde en los centros de salud. No podemos permitir que nos den cita con nuestro médico de familia dentro de un mes, y con un especialista dentro de un año.

Por todo esto, la FRAVM anima a los madrileños y madrileñas a sumarse a la gran marcha que con el lema “Madrid se levanta por la sanidad pública” tendrá lugar el próximo domingo, uniéndose a alguna de las cuatro columnas que a las 12:00 partirán, de manera simultánea de los siguientes puntos de la capital: Atocha, Ópera, Nuevos Ministerios y Hospital de La Princesa. Las cuatro manifestaciones confluirán en la plaza de La Cibeles. Detrás de la movilización se encuentra un espacio en el que participa la FRAVM y numerosas plataformas locales en defensa de la sanidad pública, que se ha dado en llamar “Vecinas y vecinos de los barrios y pueblos de Madrid”.

La Federación Vecinal se ha citado con sus asociaciones federadas a las 12:00 ante el Ministerio de Agricultura, frente a la estación de tren de Atocha, para caminar todas juntas en defensa de nuestra maltratada sanidad pública.

A continuación reproducimos el manifiesto elaborado con motivo de la manifestación del próximo domingo.

MANIFIESTO MADRID SE LEVANTA. DÍA 13 DE NOVIEMBRE DE 2022

Vecinas y vecinos de los barrios y pueblos de la comunidad de Madrid hemos convocado esta MANIFESTACIÓN en Defensa de la Sanidad Pública Madrileña, contra el Plan de Destrucción de la Atención Primaria, impuesto desde el Gobierno Regional de la CM.

La gestión de la Consejería de Sanidad, que sufrimos desde hace décadas en nuestra Comunidad, potencia el modelo de colaboración público privada, que consiste en la privatización y desposesión del servicio madrileño de salud. De cada dos euros presupuestados para la Sanidad Pública en Madrid, uno termina en bolsillos privados. Siendo la comunidad con mayor renta “per cápita”, es la que menos dinero invierte en Atención Primaria, la que menos dinero gasta por habitante y la que menos Centros de Salud tiene x 100.000 habitantes.

Recientemente estamos asistiendo a la implantación de una caótica desorganización de las Urgencias de Atención Primaria, dinamitando los 40 centros de atención de urgencia rural, que tenían un perfecto funcionamiento, para cubrir la apertura precipitada y sin personal, de los 37 servicios de urgencias urbanos, cerrados desde marzo de 2020 sin ninguna justificación.

Se está atentando contra los derechos laborales de lxs trabajadorxs obligándoles a trabajar en condiciones de maltrato; se está atentando contra la seguridad de la ciudadanía, sin cubrir con médicos los centros de urgencia e intentando suplir la relación terapeútica con videollamadas, no sustituible bajo ningún concepto.

Por todo esto y mucho más, EXIGIMOS:

● Aumento de la inversión en la Sanidad Pública, consiguiendo el 25% del presupuesto para la Atención Primaria, como aconseja la OMS. Realizando Auditorías Públicas periódicamente, que eviten que el dinero de la sanidad pública se derive a la privada.

Blindaje de la Sanidad Pública con la derogación de las leyes que permiten la privatización sanitaria y revertir los bienes privatizados.

Aumento de plantillas de todas las categorías, tanto en los Centros de Salud, como en sus Urgencias, con contratos dignos y estables que frenen el éxodo de profesionales de Madrid a otros lugares.

NO a la “caza de brujas” y amenazas a lxs profesionales que denuncian las irregularidades. Nuestro más cariñoso recuerdo e incondicional apoyo a Mar Noguerol, intachable profesional, injustamente sancionada por defender la Sanidad Pública.

● Recuperar la esencia de la Atención Primaria, eje central de nuestro sistema sanitario público: la promoción de la salud, prevención de la enfermedad, participación comunitaria y el seguimiento del paciente y la familia, a lo largo de su vida, lo que ha demostrado disminuir las visitas a urgencias, los ingresos hospitalarios y la mortalidad hasta un 30 %.

● Asegurar que toda persona tiene asignado su médicx, pediatra y enfermera. Hay en Madrid 600.000 personas sin médicx y 212.000 niños sin pediatra asignado, que cada día son atendidos por profesionales diferentes.

● Disminuir los insostenibles tiempos de demora de la atención, tanto en Atención Primaria como en hospitalaria.

● Asegurar que todas las personas que residen en la Comunidad de Madrid, independientemente de su situación administrativa, tengan asistencia sanitaria con pleno derecho de Ley.

● Medicalizar las Residencias y potenciar la Dependencia.

● La atención ha de ser presencial, salvo para temas burocráticos.

● NO al recorte de horario en los turnos de tarde en los Centros de Salud.

● Rechazo absoluto a la Ley Ómnibus, creada específicamente para la CM, que supondría la existencia de una agencia sanitaria privatizadora.

Cada día se hace más imprescindible que sea efectiva la participación de la ciudadanía en la gestión de nuestros servicios sanitarios, tal como lo indican las leyes autonómicas, por lo que EXIGIMOS se habiliten los mecanismos que propicien la participación real en la Comunidad de Madrid.

Queremos dejar a nuestros hijxs y nietxs el más valioso de los legados, que nosotros hemos recibido gracias al esfuerzo de nuestros padres y mayores.

Porque HOY, aquí, no solo estamos defendiendo el derecho a la Sanidad Pública, sino también el derecho a una sociedad más justa y democrática.

¡LA SALUD ES UN DERECHO QUE SOLO SE GARANTIZA DESDE LA EQUIDAD DE LO PÚBLICO!

Lo más difícil de esta movilización está hecho, hemos sido capaces de UNIRNOS muchos colectivos de muchos lugares, tejiendo una potente red de vínculos, con un objetivo común:

LA DEFENSA DE LA SANIDAD 100% PÚBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD. SEGUIREMOS EN LUCHA HASTA RECONQUISTARLA!!!