La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Latina y la A.V. Carabanchel Alto rechazan la construcción prevista de 1.300 viviendas de precio libre y exigen los equipamientos necesarios para atender las demandas de los dos distritos más poblados de la capital.

Por eso, esta tarde toman el relevo de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Carabanchel, que se manifestó el pasado 1 de junio y marcharán, una vez más, hasta las puertas del antiguo centro penitenciario para exigir que no se construyan viviendas, y sí equipamientos y un hospital, en los terrenos que albergaron la cárcel de Carabanchel.

Los vecinos sitúan el hospital como la principal necesidad de los dos distritos más poblados de Madrid, ya que los vecinos deben desplazarse hasta los saturados Clínico y Doce de Octubre para ser atendidos, pero también reivindican residencias para mayores, equipamientos culturales, deportivos y sociales.

La movilización, que dura ya más de diez años, tiene como objetivo conseguir que el ministerio del Interior, propietario de los terrenos, ceda el suelo y cambie el plan actual de construir 1.300 viviendas, con cuya venta pretenden financiar nuevas infraestructuras penitenciarias. También exigen al Ayuntamiento de Madrid que modifique el Plan General de Ordenación Urbana para eliminar el uso residencial de los terrenos, y a la Comunidad de Madrid que solicite los terrenos y construya los equipamientos necesarios y sobre todo el hospital. Para los vecinos, el hecho de que no se hayan ejecutado todavía los planes de construir vivienda libre se deben a la movilización ejemplar de los ciudadanos.

Según los dirigentes vecinales, ‘no se puede permitir que se especule con unos terrenos que son públicos y uno de los pocos que quedan libres en el entorno de estos dos distritos, que cuentan con un gran déficit equipacional y un importante problema sanitario’.

Esta nueva manifestación, que partirá desde la calle Illescas esquina Valmojado en el parque Aluche, se enmarca dentro de la campaña que la Coordinadora Vecinal de Latina y la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto emprendieron el pasado 6 de mayo, que consiste en conseguir las 150.000 firmas que exige el reglamento de participación ciudadana del Ayuntamiento de Madrid para solicitar que el Alcalde comparezca en audiencia pública y solicitarle la modificación del plan general. Son ya miles las firmas recogidas y están dispuestos a prolongar las movilizaciones hasta que se consiga que todos los terrenos de la cárcel de Carabanchel se dediquen a equipamientos sociales y un hospital.