‘Los vecinos de Hortaleza estamos luchando para conseguir una asistencia sanitaria pública de calidad. Desde el principio de esta lucha se han conseguido algunos avances, pero quedan muchos todavía por lograr. En los dos últimos años, esta movilización ha aumentado, a consecuencia del avance privatizador del Gobierno regional actual y el deterioro de la red pública, tanto en atención especializada, como en la primaria. Por estos motivos, consideramos absolutamente necesario EXIGIR al Gobierno regional la paralización de todas las acciones iniciadas en la sanidad pública, que nos conducirán a la privatización y el deterioro de los Servicios Sanitarios’.

Más de 300 vecinas y vecinos respondieron al llamamiento realizado por el Foro Ciudadano de Hortaleza frente al centro de salud Emigrantes para exigir:

-la reducción de las listas de espera en las citas para los centros de Atención Primaria (AP)– más médicos de AP: cada profesional atiende a 2.000 pacientes y lo establecido por la Ley General de Sanidad son 1.500 – consultas de diez minutos por usuario en AP – más pediatras: en la actualidad cada uno atiende mil cartillas– más estabilidad en las plazas de pediatría– apertura del servicio de radiología en el centro de especialidades de Emigrantes– implantación de todas las especialidades en el centro de Emigrantes– reducción de las listas de espera para las consultas de especialidades

Entre tanto, en Leganés, un centenar de vecinos se concentraban frente al centro de salud Marie Curie, situado en el barrio de La Fortuna y unos 200 más acudían a un acto informativo sobre las consecuencias de la privatización de la sanidad pública que tuvo lugar en el centro cultural José Saramago, del barrio de San Nicasio. En ambas citas invitaron a las vecinas y vecinos a acudir a la concentración que esta tarde tendrá lugar en el centro de especialidades Mª Ángeles López, en Zarzaquemada, para denunciar el desmantelamiento del hospital Severo Ochoa llevado a cabo por la consejería de Sanidad con el traslado de 61 profesionales. La Federación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés exige ‘la reposición de estos 9 ginecólogos, 21 enfermeros y 11 médicos del servicio de urgencias’, así como ‘la creación, en el hospital, de la unidad de cuidados paliativos y el restablecimieno de los servicios de salud mental’.

Las heridas provocadas por la gestión, por parte de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, de las denuncias anónimas que señalaban presuntas sedaciones en el hospital no han restañado todavía. Juan Antonio Sánchez, portavoz de la Federación vecinal de Leganés, recuerda que ‘las vecinas y vecinos exigimos a la consejería de Sanidad la inmediata restitución de cuantos profesionales han sido apartados de sus puestos por acusaciones falsas que los tribunales han desmentido y al Gobierno regional el acatamiento de la sentencia que archiva las falsas acusaciones sonre los presuntos homicidios’.

Por último y, en consonancia con el resto de asociaciones vecinales que se movilizan hoy, la Federación reclama ‘la ampliación de plantillas en todos los servicios para acabar con la masificación de los centros de salud, el final de la privatización de los centros de AP y un tiempo mínimo de 10 minutos destinado a cada paciente’.