A las 12 de la mañana del domingo se inició en la puerta de la piscina del polideportivo de Aluche una concentración vecinal para protestar por el cierre de la piscina de verano. Muchos vecinos que acudían a la piscina para pasar el día se unieron a la concentración sorprendidos por la noticia del cierre, ya que el Ayuntamiento no se ha molestado de informar a los vecinos de la imposibilidad de utilizar las instalaciones. Según las asociaciones convocantes, ‘la reforma y ampliación del polideportivo es una de las actuaciones incluida en el Plan Especial de Inversiones del distrito de Latina que las asociaciones del distrito y el Ayuntamiento de Madrid han firmado para los años 2004-2008. Esta reforma incluye la ampliación de la piscina cubierta, cuyas obras se iniciaron el pasado mes de marzo y que durarán al menos 11 meses más y han provocado que las piscinas de verano no puedan ser abiertas. Sin duda se trata de una falta de previsión flagrante por parte del Ayuntamiento de Madrid, que debería haber ejecutado el tramo que afecta a las piscinas de verano durante los meses de invierno y viceversa.

El Ayuntamiento de Madrid no comunicó esta circunstancia a las asociaciones de vecinos que forman parte de la comisión de seguimiento del citado Plan Especial de Inversiones, que se tuvieron que enterar por los vecinos del barrio del cierre, ya que, en la última reunión de seguimiento, los responsables municipales negaron que las obras fueran a impedir abrir las piscinas de verano.

Otro incumplimiento del Ayuntamiento de Madrid ha sido la negativa de reparar la piscina olímpica de Aluche, argumentando un elevado coste y una escasa demanda de lámina de agua descubierta. Esta posición se contradice con el sentir mayoritario de los vecinos, las posición de las asociaciones y la propia redacción del plan especial de inversiones’.

En la concentración, que tuvo un marcado carácter festivo, los vecinos acudieron en bañador para escenificar su deseo de utilizar la piscina de verano.