Representantes de las organizaciones ecologistas, vecinales y profesionales que han decidido constituir la Plataforma Eurovegas No comparecieron esta mañana en rueda de prensa para dar a conocer los motivos de su oposición al megaproyecto promovido por el magnate estadounidense Sheldon Adelson, que aspira a llegar a un acuerdo para construir en España un macrocomplejo de juego y ocio.

Al parecer, Cataluña y Madrid compiten en estos momentos por acoger una “miniciudad” que incluiría 12 hoteles, seis casinos, tres campos de golf, decenas de restaurantes y un estadio para 17.000 espectadores, un proyecto en el que Sheldon Adelson invertiría 16.900 millones de euros y que crearía 261.000 empleos.

Los portavoces de la Plataforma han subrayado que la oposición al proyecto de juego, ocio y turismo “se instale donde se instale, sea en Madrid o en Cataluña o en cualquier parte del Estado” ya que las consecuencias sociales y medioambientales “se harán sentir en todo el país”

Carlos Ruiz, uno de los portavoces de la Plataforma, ha incidido en los aspectos económicos y fiscales de un proyecto cuyo promotor pide a los responsables políticos que se “relajen los convenios colectivos, la persecución del blanqueo de dinero en un país en el que el fraude se estima en cerca de 70.000 millones de euros anuales, de la ley de extranjería, de la ley antitabaco y de la ley de enjuiciamiento civil, entre otras”. Adelson, además, reclama la cesión gratuita de los terrenos en los que se instalará el complejo, la exención de la cuota de la seguridad social de los trabajadores contratados durante dos años, la exención fiscal de los juegos durante 10 años, una exención del pago del IBI durante 10 años con bonificaciones posteriores del 95% y que el Estado avale un préstamo de 25 millones de euros ante el Banco Europeo de Inversiones. Todo ello “a costa de las arcas públicas y en beneficio de empresas privadas”. En definitiva, declaró Ruiz, “pretenden crear una zona franca donde las leyes las impongan los inversores”.

De construirse, el rimbombante proyecto tendría también graves consecuencias laborales. Las desgranó otra de las portavoces, Ana Sanz, que subrayó las “falsas expectativas” que genera el anuncio de la creación de 261.000 puestos de trabajo, de ellos 164.000 directos y 97.000 indirectos, unas estimaciones “escasamente argumentadas”, “calculadas al alza” y, en definitiva, “falsas”. “Bastaría comparar estas cifras con los 34.000 empleados que tenía en 2010 la empresa Las Vegas Sans, siendo esta la suma de los empleos que generan los casinos de Nevada, Singapur y Macao”, apuntó antes de hacer otra extrapolación: las 540.000 plazas hoteleras que hay en España generan 390.000 puestos de trabajo. “¿De verdad 36.000 camas pueden tener asociados 261.000 puestos de trabajo?”, inquirió.

Sanz hizo referencia, asimismo, a proyectos como el Parque Warner, Terra Mítica, Isla Mágica o muchos de los aeropuertos “fantasma” que “en su día se vendieron como dinamizadores de una zona concreta con promesas de generación de empleo y han resultado ser deficitarios”. Es el caso de Terra Mítica, cuya deuda asciende a 65 millones de euros o Isla Mágica, que adeuda 34 millones.

Pero, además, los empleos que se creen estarán “asociados únicamente a la construcción”: puestos de trabajo temporales con un efecto rebote posterior sobre las cifras de desempleo. Un modelo, “que ya se ha demostrado que no es una fuente de empleo sostenible ni desde el punto de vista económico, ni social, ni medioambiental”.

Hay que sumar a ello unas condiciones de precariedad adicional derivadas de las condiciones impuestas por Sheldon Adelson, un empresario que “está inmerso en varios procesos judiciales por discriminación laboral” y que habla “de modificar el Estatuto de los Trabajadores, la Ley de Procedimiento Laboral y de limitar la vigencia de los convenios colectivos”, provocando así una pérdida de derechos laborales “sin precedentes”.

Cristina Fernández tomó el testigo para señalar algunas de las consecuencias medioambientales del insostenible proyecto promovido por Adelson, toda vez que este tipo de proyectos “demandan una gran cantidad de infraestructuras, como un AVE directo hasta el complejo, refuerzos en las líneas de Renfe y Metro y también más carreteras para permitir el acceso en vehículo privado”, en este caso, además, para la minoría de personas que disfrutarán del tipo de turismo que Adelson promueve, basado en el juego y el golf y que, “como demuestran algunos estudios sobre Las Vegas, tienen escasa repercusión sobre la economía local ya que el consumo se circunscribe al complejo.

Fernández subrayó, asimismo, la enorme cantidad de recursos y energía que supondrá no solo la construcción del complejo, sino su posterior explotación. A este respecto, señaló que “el coste energético anual de las máquinas tragaperras que albergaría el complejo una vez puesto en marcha equivaldría a la energía consumida por toda la población de Majadahonda en el mismo periodo de tiempo”.

“No sobra decir -concluyó- que es un proyecto que se aleja de los ideales de ciudad compacta promoviendo la construcción ligada a vías de gran capacidad con unas altísimas tasas de consumo energético”, a lo que añadió “el riesgo de apertura a las mafias vinculadas con la legitimación de la explotación sexual de las mujeres en nombre del ocio, como ya advirtió Roberto Saviano”.

Por todo ello, la plataforma anunció que, “a pesar de la opacidad informativa con la que están actuando las administraciones públicas”, seguirá trabajando para informar de forma rigurosa a la ciudadanía sobre un proyecto cuyas consecuencias se dejarán sentir a medio y largo plazo y que afectarán al conjunto del territorio.

Por último, advirtió que el sábado 17 de marzo se llevará a cabo una acción original frente a la sede del Gobierno regional, en la Puerta del Sol, para sensibilizar a la ciudadanía acerca de los impactos del proyecto.

Forman parte de la Plataforma: Asociación Libre de Abogados (ALA), ATTAC, Ecologistas en Acción Madrid, Ecologistas en Acción Suroeste de Madrid, Foro de Turismo Responsable, Grupo de Economía de Sol del 15M, Sindicato de Arquitectos, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA), Plataforma Stop Distrito Norte de Alcorcón, Plataforma Detengamos Eurovegas Alcorcón, Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), CCOO Madrid, Asamblea de Desempleadxs de Sol, Asamblea Popular de Alcorcón 15M, ARBA, El Soto, Jarama Vivo.