El Ayuntamiento de Valdemoro concedió una licencia a Iberdrola para la instalación de una subestación eléctrica en el barrio del hospital, a escasos metros de las primeras viviendas y colegios cercanos. Desde el pasado mes de noviembre, coincidiendo con el inicio de las obras de construcción de la instalación, los vecinos y vecinas de la zona no han cesado de expresar, a través de diferentes protestas, su oposición ante los graves perjuicios para la salud que conlleva la exposición continuada a los campos electromagnéticos que emiten este tipo de plantas.

Debido a este rechazo social, José Moreno, el llamado ‘pocero bueno de Fuenlabrada,” dio marcha atrás en su plan para la creación de casi 300 viviendas dado que en una de las seis parcelas donde pretendía edificar se levantaría un centro de transformación eléctrica. Según indicó Moreno al diario Qué!, ‘Pedimos que nos cambiaran ese terreno por otros, pero no querían y al final hemos suspendido esa operación’. Se trataba de pisos de protección oficial limitada y pretendía empezar a construir 90 de un total de 297. Los vecinos de Valdemoro han perdido esta oportunidad debido a la mala planificación urbanística del Ayuntamiento de Valdemoro, asegura la Asociación de Vecinos UDE de Valdemoro (AVUDEV) en un comunicado.

Ahora el Ayuntamiento promueve 150 viviendas de protección pública a través de la empresa pública de Gestión de Suelo y Vivienda de Valdemoro (GESVIVAL) en las inmediaciones de las calles Marie Curie, Ágata Christie y Agustina de Aragón, a escasos 50 metros de la subestación eléctrica. Lo más llamativo de esta situación es que el propio Ayuntamiento votó en febrero de este año una moción de urgencia sobre dicha subestación en la que exponía que “con la información disponible podemos concluir que la recomendación más adecuada es la evitación prudente de exposiciones innecesarias a los residentes de esta zona”. El Alcalde y su equipo de gobierno han reconocido que puede constituir un peligro para los vecinos.

AVUDEV reitera su ‘oposición al desarrollo de una actividad industrial en una zona residencial que se encuentra en plena expansión’ y denuncia que ‘el Ayuntamiento de Valdemoro promueva pisos de protección pública enfrente de la subestación eléctrica pese al reconocimiento explícito del Alcalde de que puede ser peligrosa para los residentes’ .