A pesar de la amenaza de lluvia, cientos de personas llegadas a pie o en bicicleta participaron ayer en la II Marcha por la construcción de centros educativos públicos y contra el cierre de centros y aulas convocada por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) con el apoyo de la Plataforma Regional por la Escuela Pública. A eso de las 10:30, dos manifestaciones ciclistas partieron de sendos lugares actualmente en conflicto: el barrio de Las Tablas, en el norte de la ciudad, donde las AMPAs y la asociación vecinal demandan desde hace años la apertura de un instituto público. Y el IES Juan Ramón Jiménez de Villaverde, en el Sur, donde sus 350 alumnos reciben clases entre obras y sin todas sus necesidades cubiertas. La Asociación de Vecinos Independiente de Butarque (AVIB) y el AMPA exigen la finalización y ampliación de un centro que se ha quedado pequeño para absorber la demanda actual.

Las dos marchas ciclistas, en las tomaron parte muchos niños, confluyeron en la fuente de la Cibeles, donde les esperaban manifestantes a pie. Todos juntos llegaron a la puerta del Sol, lugar en el que concluyó un acto en el tuvieron un protagonismo especial colectivos que actualmente mantienen abiertas batallas con la Consejería que dirige Rafael van Grieken. Así, con sus camisas amarillas, se pudo ver un numeroso grupo de familias de Paracuellos del Jarama con su vieja reivindicación de un instituto con bachillerato. Paracuellos es la única localidad de más de 20.000 habitantes de la región que carece de un centro público con esta enseñanza. También estuvieron presentes alumnos de los IES Valcárcel de Moratalaz y Vallecas I, que el año que viene perderán ciclos enteros de Formación Profesional, así como AMPAs y asociaciones vecinales de Montecarmelo, Las Tablas, Ensanche de Vallecas y Barajas, barrios que demandan la construcción de nuevos centros de infantil, primaria y secundaria ya que los actuales se encuentran completamente saturados.

Con objeto de frenar la actual masificación de nuestra educación pública, la FRAVM calcula que, como mínimo, la Comunidad de Madrid debería construir de manera urgente al menos 28 institutos, 20 colegios y 16 escuelas infantiles.

La marcha de protesta finalizó con la lectura del siguientes comunicado:

POR LA CONSTRUCCIÓN DE CENTROS EDUCATIVOS PÚBLICOS. NO AL CIERRE DE CENTROS Y AULAS

Hace algo más de 1 año, el 1 de marzo de 2015, realizamos nuestra 1ª Marcha por la construcción de los equipamientos educativos públicos necesarios en los distritos y municipios de la Comunidad de Madrid. Los resultados no han sido para nada los esperados y en algunos casos más bien todo lo contrario.

Por ello, hoy nuevamente, la Federación Regional de las Asociaciones Vecinales de Madrid, su Comisión de Educación y las vecinas y vecinos de Madrid y sus municipios, realizamos esta 2ª Marcha para denunciar el constante ataque que la Administración Regional de nuestra Comunidad sigue realizando sobre la Educación Pública.

Este comunicado aúna todas las demandas y movilizaciones que decenas de barrios, distritos y Municipios de Madrid están actualmente visibilizando a través de Asociaciones Vecinales, AMPAS, Plataformas Educativas y entidades ciudadanas que trabajan en la defensa de la Educación Pública. Desde Villaverde, Fuencarral-El Pardo, Barajas, Vallecas, Ciudad Lineal, Arganzuela, Latina, Carabanchel, Chamberí, Moratalaz, San Blas, Usera, etc. en Madrid Capital, hasta Getafe, Leganés, Alcorcón, Mejorada, Móstoles, Colmenar Viejo, Paracuellos, Parla, Torrejón, Coslada, y muchas otras. Son muchos los vecinos y vecinas que tenemos enormes problemas para escolarizar a nuestros hijos e hijas en la Pública en las mejores condiciones.

Denunciamos la falta de las infraestructuras educativas públicas necesarias y reivindicamos su construcción, allí donde la oferta de plazas es insuficiente para cubrir las solicitudes, y que se respete nuestra libertad de elección y la necesidad de proximidad a nuestras residencias, barrios o entornos más próximos. Miles de alumnos se quedaran sin la plaza pública que han solicitado para el próximo curso.

Expresamos nuestro absoluto rechazo al cierre de centros públicos de Educación Primaria, institutos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, e igualmente rechazamos el cierre parcial de aulas, líneas o especialidades de FP. Y reclamamos que, donde existe demanda de plazas públicas en Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato o FP, no se cierre ninguna línea, aula, ciclo o especialidad más, se respeten las solicitudes de plazas en los centros con las instalaciones suficientes, se permita su matriculación y no se derive al alumnado a otros centros.

Denunciamos la falta del mantenimiento estructural y de las medidas de seguridad necesarias en muchas instalaciones y reivindicamos su rehabilitación, conservación y cumplimiento de las normativas que sobre seguridad son necesarias, aumentando la inversión económica en las mismas.

Este cúmulo de despropósitos que la Administración Regional de la Comunidad de Madrid continúa llevando a cabo, sólo provoca que cientos de alumnos y alumnas, tengan que desplazarse a varios kilómetros de sus domicilios para continuar sus estudios, o vean sus centros masificados, compartiendo espacios reducidos, o se encuentren en centros en obras o pendientes de ampliación, porque el gobierno Regional ha acordado cerrar aulas, grupos y líneas, o no ha construido los centros necesarios, sin valorar realmente las consecuencias de estas medidas. Y repercuta finalmente en la pérdida de calidad de la Educación Pública.

Hemos elegido la Educación Pública con mayúsculas, y exigimos a la Administración Regional y a la Consejería de Educación que se respete nuestro derecho de elección. Queremos centros educativos públicos y de calidad en todos los sentidos, para la educación de nuestros hijos e hijos.

Queremos que la Administración Regional revierta sus políticas de desmantelamiento de la Educación Pública y de privatización de la enseñanza, con el único objetivo de conseguir mayor clientela para la concertada y la privada, y que se recupere la inversión en Educación Pública. En los Presupuestos de este año se rebaja en 16 millones el destinado a construcción de Centros Públicos, mientras se aumenta en 36 el gasto destinado a los conciertos en la enseñanza privada.

La educación no es un lujo, es un derecho de todos, reconocido en nuestra constitución y que exigimos se nos respete, al tiempo que nuestro derecho de elección que ejercemos cada vez que solicitamos un plaza de educación pública en primera opción.

Por ello pedimos concretamente:

  • La construcción de al menos 20 de Escuelas infantiles Públicas y la gestión pública de estas y de todas las escuelas infantiles de la región. A construcción de 22 nuevos Colegios Públicos y de 28 institutos, en barrios y pueblos como, Montecármelo, Las Tablas, Barajas, Valdebebas, Campamento, Aluche, Tetuán, Ciudad de los Ángeles, Ensanche de Vallecas, Arganzuela, Carabanchel Alto, Vicalvaro, San Fermín, Ensanche Sur de Alcorcón, Arganda, Arroyomolinos, Colmenar Viejo, Barrio del Puerto de Coslada, La Garena de Alcalá de Henares, Arganda, Arroyomolinos, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Majadahonda, Móstoles, Parla, Rivas, Paracuellos del Jarama, Tres Cantos o Pinto.

  • La reanudación y finalización de las obras en al menos 16 centros, como los colegios Margaret Thatcher (Barajas), Antonio Fontán (Montecarmelo), Blas de Lezo (Las Tablas), Constitución de 1812 (Leganés), Blas de Lezo (Parla), Teresa de Calcuta (Parla), Diego Muñoz Terrero (Valdemoro) y San Bartolomé (Fresnedillas); y los IES Villablanca (Vicálvaro), Juan Ramón Jiménez (Butarque), Gonzalo Chacón (Arroyomolinos), Cubas de la Sagra, Arroyo Culebro (Leganés) y Neil Amstrong (Valdemoro).

  • Nos oponemos al cierre de centros, aulas, líneas, especialidades de FP. en los institutos La Cañada (Coslada), Vallecas I, Josefa Valcárcel (Moratalaz ), Francisco de Goya (La Elipa), Pérez Galdos (B. del Pilar), Ciudad de Jaén y Pradolongo (Usera) y otros.

  • Rechazamos y exigimos la paralización de las cesiones de suelo público en toda la región para la construcción de colegios concertados y privados.

  • También mostramos nuestro absoluto rechazo a la LOMCE, nacida a espaldas de las comunidades educativas, que ha eliminado la participación de las familias en los Consejos Escolares, que es segregadora y clasista, que agudiza la desigualdad educativa y social de partida de los alumnos. Que ha transformado el derecho universal a la educación que debe garantizar el Estado, en un bien de mercado, condicionado por los recursos económicos y culturales de cada familia. Y que ha supuesto un agravante económico más a las familias por el cambio de libros de texto. Los “Libros de Texto No Caducan”.

Nuestra educación pública necesita más inversión económica y recursos. Por ello demandamos, con objeto de recuperar la calidad de la enseñanza, la construcción de nuevos centros, la finalización urgente de los inconclusos, así como un mantenimiento adecuado de todos ellos, y rechazamos de manera tajante el cierre de enseñanzas, aulas, líneas y centros, algo que choca frontalmente con esa necesaria recuperación.

Saldremos a la calle a manifestarnos cuanto sea necesario hasta que lo consigamos.

Por una educación pública de calidad. De todos y todas y para todos y todas.