Según un estudio acústico realizado por el Ayuntamiento de Madrid, el tráfico de la M-40 a su paso por la colonia de San Luciano, en el distrito de Villaverde, genera unos niveles de contaminación acústica que superan los 75 decibelios de media diarios, 10 decibelios por encima del máximo permitido por la ordenanza contra el ruido de Madrid durante el día y 20 más durante la noche.

Conocidos los datos que confirman la intensidad del ruido que los vecinos llevan años soportando y denunciando, la AV La Amistad de San Luciano ha iniciado una campaña de recogida de firmas para solicitar que las administraciones subvencionen las obras de aislamiento acústico de las viviendas de la colonia siguiendo el ejemplo de las viviendas afectadas por la huella acústica del aeropuerto de Madrid-Barajas y en el área de Rehabilitación Integral Huertas-Las Letras, afectadas por el ruido derivado de la concentración de bares de copas.

“Las viviendas de la colonia deberán pasar este año la Inspección Técnica de Edificios. Algunas de ellas tendrán que acometer las obras derivadas de informes desfavorables. Queremos aprovechar esta circunstancia para pedir a las administraciones que contemplen ayudas en forma de subvenciones a fondo perdido para hacer frente a las obras de aislamiento acústico, como hizo el Ministerio de Fomento en Barajas y el Ayuntamiento de Madrid en el barrio de Las Letras”, señala Pedro Serrano, presidente de la asociación.

Hasta el momento, más de 700 personas han avalado con su firma esta petición.