La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) quiere poner de manifiesto su solidaridad y apoyo a la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Giner de los Ríos ante la decisión del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid de rescindir el contrato de alquiler del local que servía de sede a la entidad.

La FRAVM recuerda que la FAPA, que representa a 800 AMPA y a más de 200.000 padres y madres de los centros escolares públicos de la región, lleva más de treinta años fomentando la participación responsable de la ciudadanía en la construcción de una enseñanza pública de calidad, laica y pluralista. Su labor, por tanto, va mucho más allá de la mera gestión y desarrollo de programas concretos, lo que ha valido a la organización su calificación como asociación de interés público.

La rescisión unilateral, por parte del Gobierno regional, de la cesión del local parece obedecer, pues, a motivos que van más allá de la mera expiración de un servicio subvencionado bajo la oportuna coartada de la aplicación del Plan de Austeridad, un plan que, a la luz de la polémica decisión, parece querer aprovechar el Ejecutivo para intentar neutralizar los “elementos” más incómodos para el desarrollo de su política de desmantelamiento de los servicios públicos.

Ante tal atropello a la organización que garantiza la participación de las madres y padres en el sistema educativo público, la FRAVM se pone a disposición de la FAPA para acompañarle y ayudarle en la justa reivindicación del cumplimiento del acuerdo de cesión del local firmado, toda vez que garantiza la ocupación del mismo hasta que “la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y Ciencia facilite un local de carácter definitivo para que la FAPA fije su sede”.