Los sindicatos CCOO, UGT, STEM y el Sindicato de Estudiantes, la FRAVM, la FAPA Giner de los Ríos y el Movimiento de Renovación Pedagógica, que conforman la plataforma, subrayan en su nota que, de aprobarse, los presupuestos “continuarán en la senda de discriminar a la educación pública, seguirán consolidando los recortes que además se van acumulado año tras año, y volverán a incrementar más aún el trasvase de recursos desde la escuela pública a la privada, ya sea ésta concertada o no”.

De todas formas, antes de desgranar su crítica analizando todos los apartados del proyecto presupuestario, estas organizaciones exigen al Gobierno regional que aclare el estado de ejecución del presupuesto educativo de 2015, ya que, en teoría, el proyecto para 2016 se ha realizado a partir de aquel. La Asamblea de Madrid debe tramitar el nuevo presupuesto “basándose en datos contrastables que se deriven de los ejercicios anteriores, del actual y de previsiones fundamentadas sobre datos fiables respecto del ejercicio 2016. Pero, al parecer, los presupuestos de los ejercicios anteriores no se correspondían con la realidad y se alejaron de la ejecución presupuestaria final real”, indica la plataforma.

Por tanto, no es posible hacer un análisis real del actual proyecto de ley de presupuestos sin conocer los datos que ha manejado para ello el Gobierno de la Comunidad de Madrid, algo que deberían conocer los ciudadanos madrileños.

Por ello, las entidades que integran la Plataforma Regional por la Escuela Pública de la Comunidad de Madrid, en representación de la comunidad educativa de la región, el pasado 12 de noviembre solicitaron a los grupos parlamentarios que exijan al Gobierno de la Comunidad de Madrid que les haga entrega de copias de los documentos que contengan todos los datos que ha manejado para elaborar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para el año 2016. En la solicitud, que registraron ante la Mesa de la cámara, también demandan a los partidos que tomen las iniciativas necesarias para corregir el proyecto de presupuestos, orienten estos hacia la reversión de los recortes experimentados en los anteriores ejercicios y la recuperación de todos los derechos perdidos por la ciudadanía madrileña.