Cerca de 200 vecinas y vecinos acudieron a la asamblea convocada por la AV de Majadahonda el pasado 24 de octubre para analizar la situación creada tras las más de 70 sentencias, no recurribles, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anulan los valores catastrales de los bienes inmuebles recurridos por sus propietarios en el año 2010. En virtud de las sentencias, el Ayuntamiento tiene que volver a los valores catastrales del 2007 para calcular, a partir del 2015, el IBI para estas viviendas y devolver a sus propietarios las cantidades cobradas de más.

El presidente de la asociación, Miguel Moreta, recordó que desde 2008 hasta 2013 el IBI ha subido una media de un 112% en Majadahonda, un municipio en el que, en la actualidad se dan situaciones de manifiesta desigualdad: un vecino con sentencia firme y ejecutada pagaría en 2015, para una vivienda con valor catastral medio y con el tipo de gravamen del 0,57% (es decir el que se aplicaba en 2007) unos 408 euros, mientras un vecino que no hubiera recurrido en su día pagaría, por la misma vivienda, 768 euros.

La asamblea acordó pedir al Ayuntamiento que reclame, a su vez, a la Gerencia Regional del Catastro la declaración de nulidad de todas las valoraciones catastrales aplicadas desde 2008, así como que la revisión catastral del municipio toda vez que, según las sentencias, el Ayuntamiento no ha aplicado correctamente los criterios que marca la Ponencia de Valores al fijar y comunicar los valores catastrales individuales.

Las vecinas y vecinos también podrán dirigir la petición a título individual en el registro de Gerencia o bien haciendo entrega de la misma a la asociación.