Detrás de esta peculiar productora se halla Alberto Comechea, miembro del colectivo de barrio y artífice de un vídeo que tras convertirse en viral en las redes sociales, ha pasado en los últimos días a los medios de comunicación. Con el formato de un trepidante tráiler cinematográfico, el cortometraje recoge una sucesión de fotografías que dan muestra del estado de la colonia: contenedores de basura y papeleras a rebosar, zonas verdes llenas de inmundicia, alcorques vacíos y plantas secas, escombros y enseres diversos abandonados en la vía pública,…”da igual el día y la hora: el barrio es un estercolero”, reza uno de los subtítulos que acompañan las imágenes. Con ellas, la asociación vecinal no sólo quería denunciar la dejadez del Ayuntamiento sino también los comportamientos incívicos de algunos vecinos y vecinas. Así, algunas tomas muestran contenedores de recogida selectiva de residuos que, sin estar en absoluto llenos, se encuentran rodeados de basura de todo tipo.

La difusión del cortometraje, que se produjo por primera vez el pasado 28 de julio, fue acompañada de un informe sobre la situación de la limpieza en el barrio. El documento, que la asociación ha remitido a la Junta de Distrito y a los partidos políticos, incluye nueve medidas para hacer frente a la suciedad en el barrio, como “cubos de basura con un mecanismo de apertura distinto al pedal actual y patrullas de agentes medioambientales que penalicen a quienes ensucian las calles”.

El pasado 5 de septiembre, una delegación de la asociación vecinal se reunió con Reyes Montiel, directora de Gabinete del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, con “el objeto de trasladarle nuestra preocupación por el estado de suciedad e incivismo en las calles y parques del barrio de Moscardó”. La responsable municipal recogió con agrado el citado informe y anunció una intervención de choque contra la suciedad del barrio.

“De la reunión destacamos la buena predisposición mostrada en todas las demandas que se le realizaron relativas a suciedad en calles y parques, problemas con contenedores actuales, logística y situación de los mismos, alcorques vacíos, estado de jardines, recogida residuos de comercios, sanciones, aparcamiento, contaminación, lote de limpieza viaria… son muchas cuestiones a mejorar y ahora toca empezar a trabajar conjuntamente para devolver al barrio Moscardó la cara que merece”, indica la entidad vecinal en su página de Facebook.

Os dejamos la primera obra de Estercolero Films, una forma original, diferente y exitosa de denunciar un problema vecinal.