Más de 260.000 personas en edad de trabajar se encuentran en situación de desempleo en la capital. En su mayoría, son jóvenes, mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años o forman parte de algunos de los colectivos con menor grado de empleabilidad, como las personas con algún grado de discapacidad o las personas migrantes. A ellas va dirigido, fundamentalmente, el Programa de Formación en Alternancia que lanza la Agencia para el Empleo de Madrid, un proyecto mixto de formación y empleo que combina el aprendizaje teórico con la práctica profesional remunerada. El plan ofrece incluye cursos de arreglos y adaptaciones textiles, educación infantil y atención sociosanitaria, jardinería, peluquería, informática y comercio electrónico o energías alternativas. Las personas interesadas en participar en el programa deberán acudir a a una de las ocho agencias de zona de la Agencia y solicitar cita con un técnico de empleo de orientación.

En una primera fase, los participantes seleccionados recibirán la formación teórica necesaria y, posteriormente, iniciarán una etapa de prácticas remuneradas en la que serán contratados por la Agencia para el Empleo.

Los sectores elegidos responden, según estudios del Ayuntamiento, a las profesiones que demanda el mercado laboral o que ofrecen oportunidades para el autoempleo.

Fotografía: Ayuntamiento de Madrid.