La plataforma ha elaborado el documento a partir de datos publicados por el Ayuntamiento de Madrid sobre el ejercicio 2018, para ponerlos al alcance de la ciudadanía. “El objetivo que se propone este informe es mostrar, con los propios datos municipales, el derroche de dinero público que va a parar a otros bolsillos, en lugar de ser empleado para la finalidad de la prestación de un buen servicio municipal”, indica la entidad.

La gestión indirecta o privada de un servicio público municipal es una realidad que conlleva unas consecuencias que, aunque a simple vista no se hacen notar, de manera objetiva menoscaban la eficiencia y eficacia del servicio y condiciona los derechos laborales de sus trabajadores y trabajadoras. “Pero en lo referente a lo económico, que es en lo que centramos este documento resumido -aclara la plataforma- (en este análisis siempre nos movemos en los porcentajes más bajos), la conclusión es que la gestión privada siempre será más cara que la gestión directa”. A igual inversión en un servicio municipal, en el caso de gestión privada, que es la predominante en el Ayuntamiento de Madrid, el 100% de esa inversión no repercute en el propio servicio, pues parte de la misma se destina al beneficio empresarial, al pago del IVA que conlleva cualquier contrato, y otros conceptos.

“Los datos reales de pérdida de inversión directa en los servicios públicos externalizados seguramente vayan más allá de lo que recogemos en el documento que ponemos disposición de la ciudadanía, pero hemos preferido informar sobre datos ciertos, sobre la cantidad mínima que cada año pierden las arcas municipales en Madrid, por aplicar este modelo de gestión de los servicios públicos”, indica la plataforma. Puedes descargarte el informe completo en este enlace ->