Tal y como indica en un comunicado que ha hecho público esta mañana, la Federación Local de Asociaciones Vecinales se opuso a la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en

2020. “El PSOE no había realizado sus deberes durante los últimos años y provocó un subidón del 13%” ese año. “Primero lo aprobaron a puerta cerrada para finalmente no aprobarlo definitivamente. Posteriormente aplicaron la subida sin aprobar la Ordenanza Fiscal correspondiente, no notificaron individualmente a todos y cada uno de los vecinos el subidón, modificaron el calendario fiscal y mandaron los recibos durante la pandemia, sabiendo que la ciudadanía tendría dificultades para impugnar la liquidación de dicho impuesto”, informa la organización.

Finalmente un vecino recurrió la subida, y la justicia le dio la razón, declarando nulo el incremento. “Tenemos que recordar que ha sido el gobierno local quien ha realizado las cosas mal y por lo tanto esto no puede recaer sobre los ciudadanos de Leganés que tengan que reclamar y meterse en procedimientos, que para algunos es imposible debido a sus características, edad, economía, etc.”

A partir de la sentencia judicial favorable a la vecindad la federación se pone en marcha para conseguir la devolución del exceso del 13% del IBI a todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de Leganés.

El gobierno local ha anunciado un recurso de casación, por lo que la sentencia no es aún firme, pero en previsión de que pronto lo sea la organización vecinal ha anunciado que “iniciará un proceso de recursos tendentes a conseguir la devolución del exceso del IBI, pondrá a disposición de los vecinos y vecinas en todas y cada una de las asociaciones de vecinos el correspondiente recurso, la explicación del proceso a seguir, la información y asesoramiento correspondiente y el ejercicio de representación para cuantos pleitos quepan en derecho”.

Ante el aluvión de reclamaciones que se viene encima, la Federación Local de Asociaciones Vecinales emplaza al Gobierno municipal “a que proceda a devolver, de oficio, el exceso de la subida del IBI del 2020, ya que lo contrario supondría un enriquecimiento injusto por parte del Ayuntamiento de Leganés y un desgaste para el gobierno local que lo pagará seguramente doblemente: teniendo que devolver por decisión judicial el subidón y en las urnas en el 2023”.

Nueva concentración de protesta

Por otro lado, varias decenas de personas se concentraron el pasado domingo, 30 de mayo, en la plaza Salvador de Leganés para solicitar al Ayuntamiento mayores inversiones sociales. Bajo el lema “Leganés, una ciudad en la que importen las personas”, la Federación de Asociaciones Vecinales volvió a convocar una protesta en la que también denunció la falta de diálogo con el tejido asociativo del equipo de Gobierno municipal.