El vecindario ha ganado una pequeña batalla, pero la guerra está lejos de finalizar. Tras la denuncia pública realizada por las asociaciones vecinales Nuevo Legazpi, Nudo Sur, Pasillo Verde Imperial y Plataforma Vecinos Delicias, la Plataforma para la Defensa de la Educación Pública de Arganzuela y Lavapiés, la AMPA del CEIP Tirso de Molina, la FRAVM y Ecologistas en Acción, el Ayuntamiento de Madrid ha paralizado la apertura del llamado “Espacio Delicias”, un centro de ocio temporal impulsado por las empresas Teatro Bankia Príncipe Pío y Letsgo en los terrenos de Adif en Delicias. Lo ha hecho ante la constatación de que estas compañías carecen aún de licencia de instalación y de actividad y deben consignar aún documentación esencial para poder difundir su oferta de ocio. Esto implica que, en contra de su propósito, no podrán inaugurar sus carpas este mes de octubre.

Muy satisfechas con este retraso, las asociaciones vecinales y AMPAs de Arganzuela invitan a la vecindad del distrito a concentrarse el próximo domingo, 6 de octubre, a las 12:00 en la explanada del parque que se encuentra junto a la calle Párroco Eusebio Cuenca, para que la paralización del “Espacio Delicias” sea definitiva, ante los graves problemas de movilidad, ruidos y seguridad que sin duda generará en el entorno.

De momento, las empresas promotoras, que han firmado con Adif un contrato de alquiler de dos años para utilizar sus terrenos situados detrás del Museo del Ferrocarril, han movido tierras y allanado su superficie. Su idea es levantar en ellos un enorme complejo de ocio, que constará de cuatro carpas con aforo para 3.000 personas y un espacio de restauración al aire libre (“Beer Garden”).

Arganzuela tiene una importante carencia de servicios básicos. Necesita centros educativos, centros de salud, centros de día, polideportivos y un largo etc. El Plan General de Ordenación Urbana vigente, de 1997, tiene reservados esos terrenos, que están incluidos en el API 02.14 “Pasillo Verde Ferroviario” (dos parcelas, una de 31.926 m2 y la otra de 26.923 m2) para la construcción de algunos de esos equipamientos, pero a día de hoy siguen siendo propiedad de Adif, que no termina de liberarlos para que se haga realidad su uso dotacional.

No solo eso. Tras mantener estas parcelas abandonadas durante 30 años, hace unos meses sacó a concurso su explotación temporal, que finalmente recayó en Teatro Bankia Príncipe Pío y Letsgo, para enfado de las citadas entidades ciudadanas, que llevan muchos años esperando que sean empleadas para atender las necesidades de la zona. La cesión ha supuesto dejar en papel mojado el protocolo que ADIF firmó con el Ayuntamiento en octubre de 2018.

Por todo lo anterior, los colectivos vecinales han instado al Ayuntamiento de Madrid a:

– Velar por los intereses de la ciudadanía y paralizar definitivamente las obras, teniendo en consideración la irregularidad que supone situar en esos terrenos actividades de ocio, atendiendo a la calificación de estas parcelas.

– Acelerar el planeamiento de los usos dotacionales previstos en el PGOUM y demandados por los vecinos y vecinas, defendiendo el interés público.

– Planificar, mientras tanto, con participación vecinal, usos temporales que respondan al interés público y al carácter de los terrenos.