No es para menos. La entidad, junto al AMPA del centro y a los profesionales que allí trabajan solicitaron al Ayuntamiento el pasado 12 de marzo la retirada del tejado de una caseta de la Escuela Infantil Jeromín que contiene este peligroso material. La asociación de madres y padres llevaba años reclamándolo, pero hasta ahora nada se ha hecho, aunque en una reunión celebrada el pasado 19 de junio los responsables municipales aseguraron que se su eliminación tendrá lugar este verano.

En ese encuentro, al que fueron invitadas las asociaciones vecinales, se constituyó la llamada Comisión de Control y Seguimiento sobre el Estudio y Análisis sobre la existencia de Amianto en el Término Municipal de Leganés, una de las medidas que incluye la última moción sobre este problema aprobada por el pleno de la corporación. El pasado 12 de abril todos los grupos políticos votaron a favor de una resolución histórica que, presentada por los grupos Leganemos y ULEG, llevaba el sello de la Asociación Vecinal de Zarzaquemada. Se trataba de la segunda iniciativa de estas características.

“Desde la primera moción aprobada había pasado ya más de un año, sin embargo a la reunión los representantes del Gobierno vinieron prácticamente con las manos vacías”, indica la Asociación Vecinal de San Nicasio en una nota que da cuenta del contenido del encuentro. “En la reunión se estuvo debatiendo de la gravedad del asunto, cómo el amianto es un problema de salud pública y qué medidas hay que tomar para solucionarlo; además, desde nuestra asociación reclamábamos celeridad en el asunto, porque ya vamos tarde. También se habló de la complejidad de abordar un asunto de estas dimensiones, dejando patente que es laborioso y costoso el desamiantado”, sostiene la entidad.

El Ayuntamiento empezará el proceso de eliminación del amianto en la localidad con los edificios públicos, que ha cifrado en unos 130. “El procedimiento será el siguiente: primero el equipo técnico hará un estudio para ver qué requisitos hacen falta para contratar una o varias empresas para que hagan otro estudio para localizar todo el amianto que hay en los edificios públicos; para ello habrá que presupuestar esta actividad y llevarlo a pleno. Ya solamente con este proceso, y según se dijo en la reunión podemos estar hablando de unos nueve meses. Es decir, si quitamos los meses de verano, nos vamos a mayo, fecha de nuevas elecciones”, informa la asociación vecinal.

“En nuestra opinión, la puesta en marcha de esta comisión se hace demasiado tarde, si avanza será muy despacio y nos iremos a nuevas elecciones sin haber retirado nada más del amianto en la ciudad (escombros..) [que el tejado de la citada escuela infantil]. Desde esta asociación vecinal no pararemos en nuestras demandas sobre este tema y seguiremos reivindicando que se aceleren en la medida de lo posible los estudios acordados, y que empiece lo más rápido posible el estudio de identificación y posterior desamiantado, sobre todo de los colegios”, concluye el colectivo de barrio.