Colectivos LGTBIQ+, asociaciones vecinales y otros grupos locales de los distritos de Villaverde, Usera, Arganzuela, Carabanchel, Latina, Fuencarral-El Pardo, Ciudad Lineal, Puente y Villa de Vallecas se han vuelto unir para “reivindicar nuestro derecho a la diversidad, a la libertad y a la seguridad”. Tras las manifestaciones del Orgullo Vallekano y del Orgullo de Ciudad Lineal que tuvieron lugar la semana pasada, y de la multitudinaria marcha del Orgullo Crítico, que contó con el apoyo de Orgullo de Periferia, ahora toca el turno a las redes de esta plataforma de los otros distritos.

De este modo, el sábado 7 de julio a las 12:00 arrancarán de manera simultánea tres marchas desde tres puntos cardinales de la capital. En el norte, promovida por el Orgullo de Fuencarral-El Pardo con el lema “Géneros y sexualidades diversas”, la manifestación se iniciará en la puerta del Centro Comercial La Vaguada y transcurrirá por la calle Ginzo de Limia, la avenida de Asturias, la Plaza de Castilla, el Paseo de la Castellana y Atocha. Desde allí, pasando por la Glorieta de Embajadores, se dirigirá hasta la plaza de Peñuelas, en Arganzuela, lugar donde confluirá con las otras dos marchas sobre las 14:30.

En la zona oeste, Orgullo de Carabanchel-Latina impulsa una protesta que partirá al mismo tiempo de dos lugares: el auditorio del Parque de Aluche (Latina) y el Metro La Peseta (Carabanchel Alto). La primera columna marchará hasta la glorieta de Los Cármenes y de allí a la calle General Ricardos, donde se unirá con la segunda, que habrá hecho paradas en las calles Salvador Allende, Alzina, la avenida de Carabanchel Alto, la calle Fátima y la calle de La Oca. Las dos columnas, convertidas en una única marcha, descenderán por General Ricardos hasta Marqués de Vadillo y desde allí subirán hasta la Glorieta de Pirámides y, tras recorrer el Paseo Juan Vallejo-Nájera, finalizarán en Peñuelas.

Por último, desde la parada de Metro San Cristóbal de los Ángeles y a iniciativa de Villaverde Entiende y Arganzuela Entiende arrancará la III Marcha por la Diversidad Sur, que recorrerá buena parte de la avenida de Andalucía y realizará paradas en el Metro Ciudad de los Ángeles y la plaza de Legazpi, desde donde se dirigirá a la plaza de Peñuelas. En este lugar, una vez que concluyan las tres marchas y la plataforma organizadora, en la que participa la FRAVM, haga público el manifiesto del Orgullo de Periferia 2018, arrancará un festival que se prolongará desde las 15:00 hasta las 23:00. En el evento actuarán La Prohibida, Erret Violet, Pilu Velver y San Blas Posse.

Para aquellos y aquellas que deseen participar en la marcha oficial del MADO 2018 de la tarde, Orgullo Vallecano ha propuesto formar un bloque o “punto crítico” a la altura del número 12 del Paseo de Recoletos, iniciativa a la que se ha sumado la Plataforma Orgullo de Periferia.

6 de julio en Villa de Vallecas

Un día antes, el viernes 6 de julio, Orgullo Vallecano y la AV PAU del Ensanche de Vallecas promueven otra marcha, esta vez por el distrito de Villa de Vallecas. El acto comenzará a las 20:00 en la parada de Metro Congosto.

Numerosas son las razones por las que caminar de la periferia al centro. “Queremos que pasen a la historia las agresiones LGTBIQfóbicas que siguen ocurriendo en nuestra ciudad. Las agresiones físicas que nos golpean en la calle y también las agresiones simbólicas”, sostiene la plataforma en un comunicado en el que reclama “una protección y una vida que merezca la pena ser vivida”. En el texto también denuncia la “indigencia que afecta al colectivo Trans, que lleva al odio, al rechazo social, al no acceso laboral, a la precariedad, al trato humillante y discriminatorio en el sistema educativo y en el sistema sanitario, marcadas/os/es por las patologías que nos señalan y apartan de la sociedad, por muchos avances que se hayan conseguido, como las leyes que no se cumplen, como la ley Trans de la Comunidad de Madrid y la Ley Trans Estatal en proceso de aplicación”, se queja.

En la misma línea, reclama que entre en vigor de una vez por todas la reforma de la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, con objeto de contribuir a “la despatologización, el derecho de vivir tu vida sin que te tengas que justificar ante psicólogos y psiquiatras y a acceder al Registro Civil sin que te diagnostiquen disforia de género”.

Por otro lado, en su manifiesto Orgullo de Periferia recuerda “el sufrimiento que muchas personas migrantes LGBTI+ padecen en esas prisiones mal llamadas Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs). La política actual de denegación de la mayoría de peticiones de asilo por condición LGTBI+ debe ser modificada si queremos vivir en un país decente”, remachan los colectivos vecinales, antes de alertar sobre los recortes que afectan a los derechos sociales. “Sin servicios públicos de calidad no funcionarán los mecanismos contra las agresiones, ni el derecho de las mujeres lesbianas a la inseminación artificial, de las personas Trans a los tratamientos médicos, del alumnado a conocer la diversidad afectivo-sexual de las niñas y niños Trans o de las personas mayores LGTBI+ a acceder a los servicios que se merecen”.