“Grotesca” y “surrealista”. Con estas palabras califica la Asociación Vecinal Independiente de Butarque (AVIB) la dotación de equipamientos educativos de su barrio.

El barrio cuenta con un colegio de educación infantil y primaria, El Greco, que desde su inauguración, ha sido objeto de dos ampliaciones consecutivas para satisfacer la creciente demanda de plazas escolares. A pesar de ello y, según AVIB, en los últimos años casi cerca de 100 alumnos se quedaban sin plaza.

Otro colegio, el Ausías March, fue creado jurídicamente pero no construido. Sus aulas, de hecho, se encuentran en el interior del colegio El Greco, “generando -denuncia la asociación vecinal- nuevos problemas a los alumnos y alumnas de ambos colegios que comparten zonas e instalaciones comunes”.

El instituto prometido en 2006 tampoco ha sido construido todavía. Los niños y niñas, por tanto, “se ven obligados a coger dos autobuses para ir al IES El Espinillo haciendo un trayecto diario de 45 minutos”, denuncia la asociación.

Por todo ello y aunque son conscientes de que la reivindicación de la construcción de nuevos equipamientos educativos “es una lucha a largo plazo, porque nadie nos va a regalar nada”, la asociación convocó, con el apoyo de la plataforma de AMPA y otras asociaciones de vecinos de Villaverde, una manifestación que el pasado domingo 13 de junio fue secundada por centenares de personas que recorrieron las calles del barrio al ritmo de la música de Batuseira. La asociación, que permanece a la espera de ser recibida por la consejera de Educación, Lucía Figar, animó a sus vecinas y vecinos a mantener “el esfuerzo y la ilusión, porque la movilización no puede acabar hasta que esté puesto el último ladrillo de los nuevos edificios, del colegio y del instituto, y nuestros hijos en su interior dando clase”.

En el transcurso de la manifestación, la asociación recogió centenares de firmas avalando la demanda. La movilización finalizó con la lectura de un comunicado y con la intervención de la madre de una alumna de El Greco, que invitó a todos los padres y madres a sumarse a las denuncias y reivindicaciones de forma activa, ‘por vuestros hijos e hijas’.