El pasado viernes 18 de febrero, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) remitió a los candidatos del PP, PSOE e IU a la alcaldía de la capital y a la presidencia del Gobierno autonómico un documento de propuestas en materia de medio ambiente, vivienda, urbanismo, movilidad, sanidad, educación, participación ciudadana… para su consideración de cara a la elaboración de sus respectivos programas electorales.

Representantes de la Junta Directiva de la FRAVM detallaron esta mañana las referidas propuestas al primer candidato en recoger el testigo, Ángel Pérez, del grupo municipal de IU.

En la rueda de prensa que los representantes de ambas organizaciones han dado después del encuentro, el presidente de la FRAVM, Nacho Murgui, destacó las propuestas en las que ambas formaciones coinciden, tales como la necesidad de fomentar la rehabilitación para intervenir sobre la ciudad consolidada y poner freno al insostenible modelo urbanístico vigente. En materia de urbanismo, la Operación Chamartín, que el Ayuntamiento de Madrid aprobará en el próximo pleno municipal, centró gran parte de la conversación. “Es una operación contra la que la FRAVM lleva años alegando y cuya retirada ha pedido en reiteradas ocasiones. En el documento que presentamos a los candidatos, pedimos que las millonarias plusvalías que la operación va a generar sobre suelo público reviertan en los barrios que la van a sufrir en forma de equipamientos públicos”, subrayó Murgui. También la participación ciudadana “Ambas organizaciones apostamos de manera decidida por la descentralización del Gobierno municipal en las Juntas Municipales de distrito dotándolas de más competencias y en un modelo que democracia que permita a las vecinas y vecinos elegir la composición del equipo de su junta municipal”, apostilló Murgui.

El candidato de IU a la alcaldía de la capital, Ángel Pérez, subrayó que el documento elaborado por la FRAVM es “un buen documento” toda vez que conjuga de forma coherente las cuestiones de carácter general con las más concretas, basadas en las necesidades detectadas en los barrios. Además, llamó la atención sobre el hecho de que “propone en primer lugar, como debe ser, el desarrollo de una política fiscal que permita llevar a cabo las propuestas que desgrana a continuación” a través, entre otras, de la implantación del incremento de las cargas fiscales sobre las viviendas vacías y los beneficios de las empresas. Ambas organizaciones coinciden además, apuntó Pérez, en la necesidad de potenciar mediante medidas concretas y de alcance, la lucha contra la contaminación atmosférica, acústica, lumínica y electromagnética; de aprovechar la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid para construir una ciudad sostenible; de defender los servicios públicos y de implicar más a las administraciones locales en la creación de empleo toda vez que, en palabras del candidato de IU, “es una competencia de todas las administraciones, incluida la local”. A este respecto, tanto la FRAVM como la coalición de izquierdas proponen favorecer la economía social y el movimiento cooperativo ya que “crean trabajos más estables” y trabajan en favor del desarrollo comunitario.

Pérez también hizo referencia a la participación de la ciudadanía en la gestión de los asuntos públicos. “Queremos que la FRAVM esté presente en el Consejo Económico y Social -subrayó- y reivindicamos que, siendo las asociaciones vecinales entidades declaradas de utilidad pública, tengan los recursos económicos y humanos necesarios para defender los intereses de la ciudadanía”. Al igual que la Federación vecinal, IU apuesta por la elección directa y proporcional de los equipos que gestionan las juntas municipales de distrito y que gestionen el 50% del presupuesto municipal en tanto es la administración más cercana a las vecinas y vecinos y, por tanto, la que mejor conoce sus necesidades.

El candidato se comprometió con los responsables de la Junta Directiva de la FRAVM a estudiar con detenimiento sus propuestas y a incorporar todas las que puedan ya que nacen “de las necesidades de la ciudadanía de Madrid”.