“Estamos ante un problema de salud pública que el Gobierno local no ataja por desidia, como venimos viendo con otros problemas. Un problema de salud pública que afecta a la ciudadanía pero especialmente a los niños y niñas que juegan en plazas y calles y en las zonas verdes por donde se mueven dichos animales”, se queja la federación vecinal.

Lamentablemente, este “no es un hecho puntual” subraya, antes de aclarar que se ha denunciado reiteradamente pero “no se ataja por el servicio privatizado y la desidia del concejal responsable, Miguel García Rey”.

Según la FLAV, este edil “no cumple con sus responsabilidades. No hay más que ver el fiasco diario en la recogida de residuos en los diferentes barrios o la situación de la limpieza de las calles o el mantenimiento de las zonas verdes”. Por ello, las asociaciones vecinales pepineras le exigen “un poco de dedicación y responsabilidad en su gestión” y que “se adopten medidas para combatir esta proliferación de ratas de manera urgente y sin más excusas y dilaciones”.

“Ante estos hechos no caben bromas, se exige ser diligente y ágil en la respuesta en la solución del problema”, concluye en su comunicado la federación vecinal.