El 4 de noviembre de 2013 las diferentes organizaciones sociales y culturales que promovieron la constitución de la Plataforma en Defensa de la Cultura presentaron este espacio de coordinación en el teatro Fernán Gómez.

El incremento del denominado IVA cultural al 21%, la progresiva privatización de los espacios culturales públicos o el total desprecio de las administraciones por el patrimonio histórico y cultural, entre otras, motivaron la creación de una plataforma cuyo manifiesto da cuenta de su filosofía y de sus objetivos:

La cultura es patrimonio de toda la humanidad y forma parte de la identidad y dignidad de un país. La cultura es un derecho de todos y para preservarlo desde la Plataforma en Defensa de la Cultura exigimos:

  • La reducción del IVA cultural.

  • La no privatización de los espacios culturales de uso público.

  • Cultura y espectáculos accesibles para todos.

  • La defensa del patrimonio histórico y cultural cuyo valor pertenece a todos los ciudadanos.

  • Que se reconozca a los representantes de los diferentes sectores culturales como interlocutores en el desarrollo y elaboración de las leyes culturales: Ley de Propiedad Intelectual, Ley del Mecenazgo, Leyes de Patrimonio Cultural.

  • Que los espacios urbanos de uso público sean utilizados y mantenidos para uso y disfrute de la ciudadanía, donde músicos, actores y cualquier creador de espectáculos puedan desarrollar su expresión libremente.

  • Una radiotelevisión pública independiente, que prime la difusión de espacios culturales.

  • Que la enseñanza de las artes no desaparezca de las escuelas.

  • Que se impulse y fortalezca el trabajo en todos los ámbitos culturales: en los barrios, bibliotecas, escuelas, centros de arte, cines, teatros, museos, etc.

  • Que cualquier ley sobre educación incluya en su programa todos los valores culturales.

Solicitamos la solidaridad y apoyo internacional de los artistas de todo el mundo. Proponemos la celebración de un congreso de la cultura, patrimonio y espectáculo donde se elabore un libro blanco sobre la cultura.

A pesar de su corto recorrido, la plataforma se sumó apenas unos días después de su presentación pública a las movilizaciones programadas por las mareas ciudadanas y la Cumbre Social contra los recortes de las administraciones públicas el 23 de noviembre.

Desde entonces, ha trabajado de forma denodada para organizar la “concentración cultural más importante de las que se hayan realizado nunca” en Madrid y que contará con la actuación de 150 baterías, 20 charangas, 600 bailarines, 300 actores y actrices participando en representaciones teatrales; la habilitación de ocho espacios dedicados a la música, un espacio para la literatura, dos para las artes plásticas, tres para la Defensa del Patrimonio Cultural y Arqueológico, ocho para las artes escénicas y el circo y el rodaje de tres películas.

Esta marea cultural roja inundará el paseo de Recoletos en un acto al término del cual más de 1.000 voces de unos 80 coros interpretarán, dirigidos por Luis Cobos, Nabucco de Giuseppe Verdi.La plataforma invita a todas aquellas personas y colectivos preocupados por “los recortes en materia cultural en tu barrio, la prohibición de las fiestas, la malventa del patrimonio cultural a empresas privadas, el 21% de IVA a todas las actividades artísticas, la falta de subvenciones, la política ramplona en materia cultural del Ayuntamiento y la Comunidad” a participar en la marea roja porque, asegura, ¡Todos somos cultura!