Como sucediera el mes pasado, la Marea Blanca de mayo, que habitualmente se celebra el tercer domingo de mes, y por indicación de la Junta Electoral, se adelanta una semana con motivo de las próximas elecciones autonómicas y municipales. Y, al igual que la de abril, pondrá el foco en los comicios y en el voto de los madrileños y madrileñas. “Aún estamos a tiempo de frenar la deriva sanitaria de la Sanidad Pública provocada por intereses ideológicos, especulativos y egoístamente personales en manos de una gestión que sufrimos desde hace un cuarto de siglo en esta Comunidad Autónoma”, arranca el comunicado que la MESDAP ha hecho público con motivo de la marcha del domingo.

Una deriva que ha llevado a la sanidad de nuestra región a una situación extremadamente preocupante. “La Comunidad de Madrid, una de las más ricas, solo tiene un 3,9 % dedicado a sanidad frente a media española (que es del 6%); de ello, solo destina el 10% a Atención Primaria (AP) frente al 14,49% de 2010, aunque lo recomendable es un 25%. Persisten listas de espera insoportables; deterioro desastroso de las estructuras de los centros; humillante precariedad laboral; colapsos estructurales en urgencias, programada liquidación de la AP con restricción horaria para la ciudadanía; mayor ratio de tarjetas que el resto, para los profesionales con enorme sobrecarga; horrible situación en Emergencias Servicios de Atención Rural-SAR y SUMMA 112; hospitales vendidos a buitres; derivaciones innecesarias, más hospitales/menos camas, copagos con los que un 5% no recoge sus medicamentos”, repasa la red ciudadana.

“Han logrado que la gente pique y haya un 25 % más de seguros privados que no van a ser la solución, sino la ruina de miles de familias” continúa la MESDAP en su nota, antes de añadir: “PP y Cs han hecho posible la perpetuación de la dictadura de los mercados en la sanidad pública, antes separados, ahora desde el mismo barco”. Por ello, “hay que votar a quienes sean valientes y vayan a restablecer una verdadera sanidad 100% pública, universal y de calidad, con participación ciudadana vinculante; que evidencien con condiciones para ese compromiso social y riguroso con su función pública, no con sus amigos, ni con su sillón, ni con los mercados”.

La Marea Blanca de este domingo tendrá lugar tres días después de que la FRAVM registrara en la Consejería de Sanidad más de 56.000 firmas contra la propuesta de recorte horario en Atención Primaria y del encierro de 24 horas protagonizado por la Plataforma Sanidad Pública Zona Norte en el Hospital Infanta Sofía para reclamar mejoras en este centro y en el servicio de AP de la zona de San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.