Una vez más, pacientes, profesionales, trabajadores y trabajadoras, vecinos y vecinas, la ciudadanía en general, convocados por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid dejarán patente en las calles su más rotundo rechazo al proceso de privatización y al progresivo desmantelamiento al que está siendo sometido el Sistema Sanitario Público regional.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid compuesta por movimientos ciudadanos, colectivos sociales, organizaciones vecinales, profesionales sanitarios, sindicales, plataformas, considera intolerable que el Gobierno del PP aprobando los pliegos de condiciones se reafirme en sus políticas privatizadoras alejadas de las necesidades reales de la ciudadanía madrileña y deteriorando el Sistema Sanitario Público, en un claro intento de debilitar aquellos mecanismos esenciales para la cohesión social, e imprescindibles en el actual contexto de crisis.

Para la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, la privatización de los 6 nuevos hospitales y de 27 centros de salud, de las cocinas, limpieza, lavanderias, etc., provocando la extinción de 26 categorias profesionales, la privatización de los servicios no sanitarios del Puerta de Hierro, el cierre del Instituto de Cardiología, la transformación de La Princesa y el Carlos III en geriátrico y hospital de media y larga estancia respectivamente, la concentración de los laboratorios en un número reducido de hospitales, la pérdida de más de 8.000 puestos de trabajo público…, es una larga lista de despropósitos y un verdadero atentado contra un derecho básico y constitucional: la protección de la salud.

Asimismo denuncia que, tanto el Gobierno de España como el de la Comunidad de Madrid, en un escenario de evidente fraude democrático, está imponiendo un modelo político e ideológico que desmantela los sistemas de protección social, convirtiéndolos en mercancía y negocio. Basta ver cómo los exconsejeros de sanidad, los señores Güemes y Lamela asumen responsabilidades empresariales en aquellos servicios y centros sanitarios previamente privatizados bajo su decisión y responsabilidad pública.

Por otra parte, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid rechaza cualquier iniciativa que estratégica e intencionadamente orquestada, tienda a justificar las medidas privatizadoras del Gobierno regional .

Por todo ello y bajo el popular lema “La sanidad no se vende, se defiende”, la Mesa exige la retirada inmediata del Plan de Sostenibilidad y la paralización del proceso privatizador, la derogación de la Ley 15/97, denuncian la incapacidad gestora de los actuales gobernantes para administrar, proteger y desarrollar la Sanidad Pública y reitera su exigencia de salvaguardar una sanidad pública, universal y de calidad con participación democrática de la ciudadanía, haciendo un nuevo llamamiento para defenderla en las calles.